Perfilando
Por Iván Calderón

* Se equivoca Américo

 Que pensarán los propietarios de medios de comunicación, directivos, jefes de información y de redacción, timados por el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa y su equipo de Comunicación Social, entre los que se encontraba Sergio González Levet, de que este personaje ahora suena muy fuerte para encabezar la operación en medios de la campaña del candidato a gobernador José Francisco Yunes Zorrilla.

  Decía Nietzsche “la locura cosiste en repetir un error y pretender tener resultados diferentes” y lo anterior, es la plena verdad.

  Es decir, la neta del planeta.

  De pretender ganar la elección, José Yunes inequívocamente debe renovar toda la clase política y operacional dentro del Revolucionario Institucional, así como en su equipo cercano. Y sobre todo, no refrendar a quienes de una forma u otra, lesionan su imagen y más aún en temas tan sensibles como lo es el trato para con la prensa veracruzana.

  No es que Levet sea malo, Sergio sabe ejercer atinadamente sus labores. Pero, tampoco es el “gran operador” que Pepe necesita, además de que se convierte en un emisario del pasado que mucho mal le hará al aspirante a la gubernatura.

  Yunes el rojo, no requiere en estos momentos más lozas que echarse en hombros, ya que con la carga negativa que arrastra su partido y el tema de Javier Duarte, le basta y le sobra.

  Caray, ¿para qué darle más problemas?

SE EQUIVOCA AMÉRICO

Por cierto ya que hablamos de priistas, llama mucho la atención las declaraciones del presidente del Comité Directivo Estatal del PRI Américo Zúñiga en relación a “su lograzo” de que el Gobierno del Estado tendrá que pagar en 90 días al municipio de Jalcomulco, las participaciones federales retenidas indebidamente por el gobierno de Javier Duarte.

  Luego de la convención de delegados en el municipio de Córdoba, Américo ante la prensa aseguró que la resolución de la Suprema Corte es gracias a las gestiones de ex presidentes municipales priistas, cuando estas demandas fueron iniciadas precisamente por ex ediles del Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática.

  Incluso, esta población era gobernada en aquel entonces por el “Sol Azteca”.

  En lo único que si tuvo razón el líder priista es que se tiene que regresar el dinero que ilícitamente era retenido por el ex mandatario para obras, acciones que en muy pocas ocasiones exigía públicamente cuando fue alcalde y sólo cuando al ex mandatario le llegó “el agua hasta el cuello” en el ocaso de su gobierno tuvo el valor de demandar.

  Ya veremos en qué queda este asunto, porque el propio Yunes Linares admitió que su administración no podrá con esta deuda más que dejó “La Prosperidad”.

@IvanKalderon

ivancalderonflores@nulloutlook.com