Astrolabio Político
Por: Luis Ramírez Baqueiro

“Un estado es gobernado mejor por un hombre bueno que por unas buenas leyes.” – Aristóteles.

La campaña de desprestigio que pretenden encabezar algunos alcaldes de la entidad por instrucciones de su líder moral, Andrés Manuel López Obrador ha pretendido agriarle literalmente la leche al gobierno del Estado.

Si este lunes el tema era la falta de apoyo para mejorar el precio del lácteo a productores estatales por parte de la paraestatal Liconsa, el tema que ahora nos ocupa es el propiciado por la irresponsable actitud del alcalde de Minatitlán.

El morenista, Sebastián Reyes Álvarez ahora acusó que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares amenazó con quitarle la seguridad al municipio si no se retractaba de que las despensas que recibió para repartir a habitantes afectados por las lluvias eran caducas.

Pero déjeme lo pongo en contexto, resulta ser que, tras fuertes lluvias asociadas durante los primeros días de la temporada invernal en la región sur, la Secretaría de Protección Civil remitió como parte de sus funciones una serie de apoyos a la población vulnerable que se vio afectada de aquella demarcación, para con ellas ser atendidas.

Por razones que no se explican, la autoridad municipal, resguardo estas despensas y no las entrego en tiempo y forma.

Tras el paso de algunas semanas, el munícipe Reyes Álvarez sale a señalar que las despensas del Programa “Veracruz Comienza Contigo” se encontraban descompuestas o echadas a perder.

Al percatarse de esta situación el gobierno de Veracruz de inmediato encendió los focos de alarma, porque resulta impensable e inimaginable que el poco recurso de la entidad se tire por la borda por actitudes por demás malsanas de algunos munícipes.

De inmediato el propio secretario de Gobierno, Rogelio Francos Castán se comunicó con el alcalde minatleco para recibir de él, simplemente respuestas evasivas e insultos que no quedan en la investidura de un alcalde.

Lo grave de todo esto, es que aun cuando el personal del Gobierno Estatal a través de la Secretaria de Protección Civil con presencia de un notario, dieron fe del estado de las despensas, no se pudo corroborar en nada, el dicho vertido por el venenoso alcalde Sebastián Reyes Álvarez.

Tras horas de meticuloso escrutinio, solo una de las mil 500 despensas contenía una leche, misma que contaba con fecha de caducidad del 26 de febrero del 2018, ningún otro producto de estas despensas dejó de cumplir con las normas sanitarias para su consumo.

Ante ello, la misma titular de Protección Civil, Yolanda Baizabal Silva confirmó en entrevista con la periodista Ariadna Lezama Palma en la primera emisión del noticiero radiofónico En Contacto, que analizan la posibilidad de interponer una denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado (FGE), por la no entrega de recursos públicos.

Criminal y no de otro modo se puede calificar la actitud de estos alcaldes morenistas, que sin distingo alguno se comporta como lo que son, unos verdaderos patanes que no les importa apoyar a la población.

La jugada es y siempre será para ellos el responder a los llamados y exhortos de su líder iluminado a quien a toda costa buscan la manera de hacerle llegar los recursos públicos municipales para continuar con su loca carrera por gobernar México.

Por cierto no tardo, ni tres minutos cuando el senador priista Héctor Yunes Landa salió también acusar de lo mismo al mandatario estatal, sin mostrar una sola prueba.

Bien dice el refrán popular difama, que algo quedará.

Afortunadamente la sociedad ya no se chupa el dedo y mucho menos se deja engatusar por personajes que simplemente no terminan de comprender que los tiempos y las sociedades evolucionan, y en ese cambió muchos se habrán de quedar afuera.

 

Sextante.

Así como se pudiera reconocer el esfuerzo en algunas áreas del Gobierno de Veracruz, en muchas otras nos quedan debiendo.

Y es que una vez más el Movimiento Antorchista pone a Veracruz en alto, sus atletas participaron de la más reciente Décima Novena Espartaqueada en el Estado de Puebla colocando a la entidad en el segundo lugar nacional dentro de todas las disciplinas en las que participaron.

Los integrantes encabezados por Samuel Aguirre Ochoa confirmaron una vez más que su compromiso es con los que menos tienen, al intentar masificar el deporte como una política pública de estado en la que se ofrezca una vía para alejar a la sociedad de los vicios, pero sobre todo de la delincuencia, al inculcar con ello, principios y valores como el trabajo en equipo, el amor a tu estado, a tu país.

Lo malo en todo esto es la actitud por demás desinteresada de las autoridades estatales, quienes se muestran indiferentes a cualquier proyecto que no se identifique con su proyecto político estatal.

Y es que los poco más de mil 100 atletas, más sus entrenadores debieron acudir sin un solo apoyo por parte del Gobierno de Veracruz, a pesar de recibir la promesa de que se les apoyaría.

La transportación que en otros tiempos era costeada por el estado, simplemente no llego, provocando con ello todo un caos logístico que pudo ser salvado por la extraordinaria estructura con que cuenta el movimiento antorchista.

Aun con ello, los atletas veracruzanos se supieron imponer a las vicisitudes y demostraron que por encima de los más de 21 mil atletas de todo México, el compromiso con la entidad y con los principios del Movimiento fundado por Aquíles Córdova Morán están ahí, más vivos y más fuertes que nunca.

En hora buena por estas hijas e hijos de miles de campesinos, trabajadores y demás población vulnerable que confirma que con sueños y esfuerzo todo es posible.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx