No todos somos iguales, enfatiza José Yunes Zorrilla, el hombre que busca ser gobernador y para ello enfrenta y desafía la adversidad construida por pésimos gobiernos encabezados por priistas: “Este ambiente es particularmente adverso (pero debemos) tocar a la sociedad para que sepa que no puede tomar decisiones con base a generalizaciones o estereotipos… vamos a ganar y hay condiciones en un ambiente muy competido y en un escenario de tercios… la sorpresa sería no estar como opción el día de la jornada…”, señala el candidato del PRI al gobierno de Veracruz, y que desde 2006 recorre la geografía veracruzana. Yunes Zorrilla enfrenta la competencia de dos fuertes adversarios, jóvenes también, Miguel Ángel Yunes Márquez, cuyo perfil y circunstancia lo hacen altamente competitivo, y Cuitláhuac García, cobijado por un movimiento utilitarista que aprovecha el descontento social para convertirlo en votos, pero se vale.