Xalapa- 2018-02-0811:54:55- Jesús Ruiz/ Arturo Bermúdez, ex titular de Seguridad Pública; Roberto González, ex director general de la Fuerza Civil y el exdirector general de Prevención y Readaptación Social, Óscar Sánchez, fueron trasladados a los juzgados de Pacho Viejo; estos altos funcionarios serán imputados del delito de desaparición forzada durante el gobierno de Javier Duarte

A través de fuerzas especiales que operaron durante el gobierno de Javier Duarte, la Secretaría de Seguridad Pública habría participado al menos en la desaparición de 202 personas en varios puntos del Estado.

Lo anterior consta en la Carpeta de Investigación FEADPD/ZCX/011/2017 que integró la Fiscalía General del Estado, y derivado de las indagatorias, la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas documentó 124 expedientes relacionados con estos ilícitos.

Por esta razón fueron giradas un total de 22 órdenes de aprensión, aunque inicialmente a los exfuncionarios y funcionarios involucrados solo se les relaciona con la desaparición de 15 personas.

Hay que precisar que las órdenes de captura se giraron en contra de varios funcionarios y exfuncionarios, no obstante fuentes consultadas informaron que hasta el momento solo se habrían podido cumplimentar 16.

De esta manera la mañana de este jueves, Arturo Bermúdez Zurita, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública; el ex director general de la Fuerza Civil, Roberto González Meza y el exdirector general de Prevención y Readaptación Social, Óscar Sánchez Tirado, fueron trasladados del penal a los juzgados de Pacho Viejo, en Coatepec.

Se confirmó que estos altos funcionarios serán imputados del delito de desaparición forzada durante el gobierno de Javier Duarte.

Además, otros 13 elementos y ex elementos de la Secretaría de Seguridad Pública también fueron desplazados de la cárcel a los juzgados para la audiencia en la que se les relacionará con los delitos de lesa humanidad.

Asimismo se pudo confirmar que se obtuvieron órdenes de aprehensión en contra de José Nabor Nava Holguín, quien fue subsecretario y secretario de la SSP; del ex Director de Operaciones, José Manuel “N”; del ex Delegado de Seguridad Pública y ex Comandante de la Fuerza de Reacción, Manuel Alejandro “N”.

Asimismo, en contra del ex Delegado de la Secretaría y ex Director de la Policía Ministerial de Tamaulipas, Roberto Carlos “N”; un total de 22 elementos operativos de la Dependencia, todos, por su probable participación en la desaparición de personas.

>> Grupos especializados en desaparición

Versiones extraoficiales sostienen que durante la audiencia se revelará la existencia de dos grupos al interior de la SSP de fuerzas que se dedicaron a la desaparición de personas e inicialmente estarían relacionados al menos con 15 casos de desapariciones forzadas.

Dicha unidad la integraban policías de élite que plagiaban a sus víctimas cubiertos del rostro, equipados con armamento militar y que se desplazaban en patrullas de la SSP para interrogarlas y obtener información incluso dentro del Centro de Estudios e Investigación en Seguridad (CEIS) de El Lencero, para después desaparecerlas.

De esta manera se trata del primer caso a nivel nacional que llega ante un Juez bajo la nueva Ley General sobre Desaparición Forzada, ya que la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas les imputa haber formado parte de una estructura organizada encabezada por Arturo Bermúdez.

Según la información que ha trascendido se implementó una política sistemática consistente en detectar, detener, torturar y desaparecer forzadamente a personas, misma que fue ejecutada en contra de miembros de la población civil, por lo que se consideran delitos de lesa humanidad.

Asimismo, se señala que Arturo Bermúdez, en su calidad de Secretario de Seguridad Pública, organizó el actuar del aparato de poder a su disposición, para ejecutar y encubrir esos actos.

Dentro de ese contexto, se inscriben los casos de las 15 personas anteriormente mencionadas, quienes fueron privadas de la libertad entre los meses de abril y octubre del año 2013, sin que, a la fecha, se tenga noticia de su paradero.

>> Modus operandi

Las privaciones de la libertad de las 15 víctimas fueron ejecutadas sistemáticamente a través de un modus operandi establecido, con objetivos definidos, con coordinación entre diversas áreas dentro de la Secretaría de Seguridad Pública.

Asimismo, fueron reportadas a través de Tarjetas Informativas y Partes de Novedades, a distintos superiores jerárquicos dentro de la estructura de poder que encabezaba Bermúdez Zurita.

Para la ejecución de las desapariciones forzadas de personas que se acreditaron dentro del expediente que intervinieron dos agrupamientos:

El primero de ellos, la Fuerza de Reacción de la División de Policía Estatal que fue creada durante el periodo de Bermúdez como titular de la SSP.

“El agrupamiento Fuerza de Reacción, tuvo como objetivo e instrucción detectar, detener y obtener información de personas que fueran sospechosas de participar con la delincuencia organizada. La obtención de información, se llevaba a cabo mediando tortura e, incluso, en algunos casos, el abuso sexual”, indica el expediente.

Una vez que el agrupamiento Fuerza de Reacción obtenía información no ponía a disposición de las autoridades competentes a los detenidos, sino que reportaba a sus superiores, quienes en cumplimiento a la política ilegal, en los 15 casos que se acreditan, dieron la instrucción de entregar a los detenidos a la Fuerza Especial de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, al mando de Roberto “N”.

Este segundo grupo recibía a las víctimas y las trasladaba a la Academia de Policía Estatal, ubicada en el Lencero, actualmente el CEIS, donde las torturaba, obtenían información y después, las personas desaparecían.

Lo anterior, con la presunta anuencia de Roberto González Meza, exdirector de la Fuerza Civil, que fue capturado este 6 de febrero en Playa del Carmen, Quintana Roo, así como José Nabor Nava Holguín, quien fue subsecretario y secretario de la SSP relevando en el cargo a Bermúdez Zurita, de ahí que ya fue girada una orden de aprehensión en su contra, misma que se desconoce si ya se cumplimentó.

>>Se manifiestan familiares de detenidos afuera de juzgados

Luego del traslado de los imputados, familiares se manifestaron afuera de los juzgados de Pacho Viejo, asegurando que fueron detenidos con engaños y violando sus Derechos Humanos, de ahí que ya interpusieron varias quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Los inconformes reiteraron que se está violando el debido proceso y que esta acción de la Fiscalía se trata de un acto con tintes políticos por el proceso electoral que está en curso.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO