Místicos y Terrenales
Marco Antonio Aguirre Rodríguez
  • Vamos por un mejor futuro para Veracruz: Pepe Yunes

  • El “cambio” hoy es inseguridad, desempleo y pobreza

  • La maquinaria priista se está reactivando

 La plaza de toros de La Concordia, de Orizaba, lució más que llena en la Convención Estatal de Delegados del PRI, para la designación y toma de protesta de José Francisco Yunes Zorrilla, como candidato de ese partido al gobierno de Veracruz.

Ahí los priistas vieron a un Pepe Yunes (que es como más se le conoce) más echado para adelante, más impulsivo.

¿Cuántos priistas había ahí?. Probablemente más de 10 mil, por el aforo del lugar.

Todos activos y reactivos. Y eso que la maquinaría priista apenas se está reavivando.

Ahí estuvo un Pepe Yunes al que le aplaudieron más y con mayor fuerza, que los ha ido reaglutinando, recuperándolos de donde estuvieran, reactivándolos, devolviéndoles la esperanza y reenciendiéndoles el orgullo priista.

Ese fue el Pepe Yunes que les dijo que el futuro de Veracruz los convoca, pero no a todos, si no nada más “a quienes no quieren bajar los brazos, a quienes no van a dejar de luchar, a quienes tienen bien claro hacia donde quieren dirigirse, que ver, que quieren tener y que quieren heredar”.

Y ahí la plaza de toros entró en un silencio extraño; no hubo gritos, no hubo porras. Había atención total al exponente.

“Vamos por ese futuro, vamos juntos”, le insistió a los priistas y los aplausos tronaron otra vez.

“Vamos a hacer de Veracruz el nuevo reencuentro de la igualdad, del trabajo, pero sobre todo de la seguridad”, y el grito de batalla regresó #PepeGobernador, #PepeGobernador.

Vaya, hasta José Antonio Mead, coreó el grito de guerra.

Ese mismo Meade que dejo el escenario competo para quien fue designado candidato por el PRI, que deberá tener la misma postulación por el PVEM, para que luego ambos partidos presenten su propuesta para que sea su candidato en la alianza “Por un Veracruz Mejor”.

El Pepe Meade que éste domingo será designado por la asamblea nacional del PRI como candidato de ese partido para la Presidencia de la República.

Los Pepes, por los que Enrique Ochoa Reza, el presidente nacional del PRI, arengó a la concurrencia al coso taurino: #PepePresidente, #PepeGobernador.

Ochoa Reza fue el encargado de tomarle la protesta al ahora postulado priista para el gobierno de Veracruz..

El evento de nominación de Pepe Yunes fue de concurrencia de personalidades del PRI, de mostrar el músculo, de evidenciar la reagrupación lograda.

Para comenzar, además de Pepe Meade y de Ochoa Reza, al acto llegó Emilio Gamboa, coordinador de los senadores del PRI; Ainara Rementería, la suplente de Pepe Yunes; Carlos Romero Deschamps, el dirigente de los petroleros en el país.

Pepe Yunes, entre los senadores presentes hizo una deferencia a Héctor Yunes Landa, a quien le agradeció el trabajo que desde el senado hace por Veracruz, y también “el trabajo comprometido por su partido”.

Igualmente mencionó al dirigente de la sección 32 del SNTE en Veracruz, Lázaro Medina Barragán, como para acallar que estaban por irse a otro partido, y a Juan Nicolas Callejas Roldán, diputado local y dirigente de la sección 56 del SNTE en el estado. Encarrerado con los sindicatos magisteriales pasó lista también al Sutsem y al SETSE.

Pero para quien el cebollazo publico fue más llamativo fue para la administración municipal de Orizaba, por ser el lugar sede. Pepe Yunes agradeció la presencia de los presidentes municipales mencionando al alcalde Orizaba, Igor Roji, y después hacerlo con el exmunícipe del mismo lugar, Juan Manuel Diez, por las condiciones en que se encuentra Orizaba: “Esta sí es una lección exitosa de administración municipal eficiente, comparable con cualquiera con la que le quieran comparar”.

El dicho sonó a pedrada para otros que dicen haber sido buenos presidentes municipales.

¿Habrá sido para el expresidente municipal de Boca del Río?.

Puede ser, pero lo que si fue patente, fue que Américo Zúñiga Martínez, el presidente del PRI estatal de Veracruz dijo que Orizaba es una clara muestra del buen gobierno, en donde los principios de eficiencia administrativa y de transparencia permiten demostrar cómo gobierna el PRI y que gobierna bien.
En ese reparto de reconocimientos, hasta le toco a Fidel Kuri, concesionario de los Tiburones Rojos de Veracruz y diputado federal por Orizaba.

Estuvieron más, muchos más, entre ellos Juan Carlos Molina, dirigente de la CNC en el estado, los dirigentes de la CTM y de la CNOP, de Antorcha Campesina, y de varios grupos más.

En ese escenario Pepe Yunes les dijo que hoy el PRI “enfrenta en Veracruz el reto más demandante de su historia” y que hoy estarán más a prueba que nunca, porque tienen como contrincante a un “gobierno que persigue, que coacciona, que manipula”.

Los priistas en Veracruz hoy enfrentan “un ambiente social que injustificadamente generaliza al momento de generar su juicio, que coloca a todos los priistas por igual, que hace de su molestia legitima, de su reclamo entendible, una campaña de señalamiento en donde pagan justos por pecadores”.

Con este panorama refirió que hay que recordarle al pueblo de Veracruz que fue el PRI quien capturó a los corruptos “y nadie más”, quien los presentó ante los tribunales, para que ahí se castigue la corrupción.

Esos fueron de los momentos de expectación, cuando el coso taurino dejó que las palabras de Pepe Yunes rebotasen por todos lados, libremente, porque no había más sonido cruzando los aires del lugar. Todos escuchaban con atención.

“Cuando el escenario desfavorable hace dudar a algunos de nuestros correligionarios o los hace correr en busca de otros espacios, cabe recordarle a Veracruz que por cada mal priista que cuentes en nuestro estado, existen miles de ciudadanos que desde el PRI trabajan por su comunidad, que aportan su talento y que ayudan sin condicionar”.

 “Ése es el PRI en Veracruz que hoy se manifiesta, que está esperando impaciente el momento para salir a dar la cara, para salir a hacer lo que sabe hacer: persuadir conciencias, brindarse en la gestión y trabajar con el amigo”.

Ese “trabajar con el amigo” les llegó a los priistas que estaban ahí, porque ellos fueron quienes rompieron el silencio para aplaudirle a quien ya había juramentado como candidato.

Y le pidió a los priistas que trabajen porque “A Veracruz le duele e su presente y las enormes dificultades que todos ustedes aquí,  saben que debemos enfrentar, porque el cambio que nos ofrecieron hace más de un año, en medio de falsas promesas, es hoy la recesión que lastima a los empresarios, inhibiendo inversión, impidiendo que haya circulante; porque el cambio que nos ofrecieron durante las campañas electorales, es el desempleo que hoy mancilla la esperanza de muchos jóvenes, es la pobreza que hoy cancela las posibilidades de crecimiento de miles de veracruzanos, que hoy afecta su calidad de vida y lastima su dignidad”.

Pepe Yunes recordó que la economía crece en todo el país, pero en Veracruz decrece: ”Mientras en el país se crean nuevos empleo formales, en Veracruz se pierden puestos de trabajo. En el país le ganamos terreno a la pobreza, en Veracruz hay más personas que no pueden pagar por sus alimentos con el ingreso diario”.

Las cosas, en definitiva, no salieron bien con el actual gobierno del estado:

“El cambio que se vive en Veracruz es sinónimo de migración, de inseguridad, de violencia. Es el miedo incrustado en nuestra vida, miedo que nos roba instantes de paz, miedo que arrebata libertades, miedo que aísla y arrincona”.

El costo que hemos pagado como sociedad es muy alto, puntualizó.

Y ahí fue cuando le dijo a los priistas que “Hoy nos convoca el futuro de Veracruz”:

“Hoy desde el PRI se llama con la voz a todo aquel hombre de bien, que gusta del trabajo, que sabe brindarse a favor de los demás, a trabajar por cambiar esta realidad que nos asfixia y que nos agobia, para transformar la inseguridad que nos ha robado la calle, para trabajar y rescatar los espacios y nuestra tranquilidad”.

Y como sabe de las condiciones en que se desempeñan, envió un mensaje muy específico; “Hoy nos convoca el futuro de Veracruz para trabajar por nuestros doctores, por nuestras enfermeras, por nuestros maestros y por nuestros policías, para que tengan mejores espacios en los cuales puedan dar servicio y realizar su trabajo; para que tengan seguridad y tranquilidad en sus condiciones laborales”.

Y como el petróleo puede volver a ser un gran motor económico, les dijo que la convocatoria también es para “todos los hombres de bien”, para hacer de Veracruz “el referente nacional de la industria petrolera”. Aquí, “donde los petroleros tienen su casa, aquí han contribuido con su trabajo y con su esfuerzo a apuntalar el progreso nacional”.

El llamado igualmente es contra la pobreza, “para transformar esa realidad inequitativa que nos corrompe, que nos limita, que nos somete”.

De hecho ponderó que “no puede entenderse la política si no está encaminada cada acción, cada palabra, cada recurso a transformar la realidad de quienes están en condiciones de marginación y de vulnerabilidad; a quienes la pobreza les roba espacio, aliento y esperanza”.

Pepe Yunes después de que terminó el evento tardó quizá más de una hora en salir de la plaza de toros, porque todos querían saludarlo y tomarse la foto con él y con Meade.

Y eso que aún la maquinaria priista apenas se está reactivando.