Opiniones y Comentarios
Julio Ricardo Blanchet Cruz

jrbcdiariolibertad@nullgmail.com

Como que ¡después de todo lo que dijo e hizo! el acuerdo al que llegó Javier Corral con el gobierno federal, deja el sabor de que de alguna manera se arreglaron para que no saliera a la luz el destino de los fondo públicos…

 Cabe mencionar que, a pesar de que la caravana cruzó por varios Estados, ningún gobernador, ni priísta, ni perredista, ni panista, de los que se esperaba algo de adhesión, se solidarizó con el chihuahuense y sus justos reclamos…

 No obstante que por todos es sabido que con los recursos públicos la Presidencia tiene agarrados a los gobernadores.  Siempre se ha manejado así, no es nada nuevo…

 El emitir una opinión sobre el caso sin saber lo que verdaderamente hablaron Corral Navarrete.  No lo que dijeron a los medios; pues uno dice una cosa y el otro, otra; sino lo que realmente hablaron; y así saber por qué Corral se conformó, es difícil.  En la política, como en la guerra, el mentir es un arte…

 Y conociendo de lo que son capaces los perversos gobiernos; lo mismo y el Gobernador pensó que “Más vale un mal arreglo, que un buen pleito”; aunque sabe que quedó mal con los ciudadanos que tenían la percepción de que se esperaba más de él.  A saber que callo le pisaron.  Pero se puede decir que le ganaron; o que perdió, como se prefiera.

 Cambiando de tema…

 En Oaxaca los maestros recibieron a Pepe Toño Meade con gritos de ¡Asesino! ¡Asesino! ¡Asesino! y de plano designándolo como persona non grata; pues una enorme manta rezaba “Oaxaca te repudia.  Fuera Meade”…

 Pero como se dieron cuenta de que iba acompañado del gobernador Murat hijo y algunos otros ciudadanos “importantes” -con antecedentes poco claros- pues también les gritaron ¡rateros! ¡vende patrias! y cualquier clase de improperios que hubieran hecho sonrojar al mismísimo presidente municipal de Alvarado, Veracruz, lo que ya es decir bastante…

 Después del “incidente” que los desconcertados funcionarios no esperaban, pues los maestros pusieron una enorme manta alusiva al repudio; y como los gritos no cesaban, trataron de acallarlos con tamborzazos brasileros que querían parecer batucada; y con una banda de música tan ruidosa como mala.  Se deben de haber puesto nerviosos…

 Se entiende que los priístas tendrán que hacer malabares para ganar en la Patria Chica de Don Porfirio Díaz Mori (1830 – 1915) –sin cuyo paso por esta vida no podría concebirse México- pues está claro que el PRI no contará con el voto oaxaqueño…

 Y como ya saben que Washington eligió mal a su candidato, y que éste nada más no la hace -en Oaxaca no fue el primer lugar donde ha sido repudiado- están ya preparando el fraude…

 Y aunque están más que entrenados para hacerlo -podría decirse que son expertos- tendrán que idear algo verdaderamente novedoso para que el chanchullo lo puedan llevar a cabo sin que los descubran y se arme la gorda…

 Pues no bastará con que el plenipotenciario juez calificador de las contiendas electorales de medio mundo, o sea, la tenebrosa Casa Blanca, avale al triunfador para que las cosas se calmen…

 Lo acaban de hacer en Honduras confirmando la reelección de su presidente -¡tras un fraude!- y las cosas no están nada tranquilas ni controladas…

 En el entendido que no lo avalarán tampoco en el caso de que gane López Obrador, al que, prevenidos por sus aparatos de inteligencia, ya están descalificando de antemano al relacionarlo con Venezuela y con Rusia.

 Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.