Por si acaso…

Por Caros Jesús Rodríguez

*“Bailador” amarra por si pierde
*PRI-Senado: derrota anunciada

COMO ESTARÁN convencidos de ganar algunos futuros secretarios de Estado -de Andrés Manuel López Obrador- y otros diputados locales reeleccionistas en la Entidad, que por aquello de las recochinas dudas, han decidido –pese a los cargos anticipados y postulaciones asumidas-, formar parte de las listas plurinominales rumbo al Senado y a diputaciones Federal y locales, y el caso que mejor ilustra corresponde al actual Presidente de la Junta de Coordinación Política, Sergio “el bailador” Hernández, que llegó al Congreso local por obra y gracia de la proporcionalidad, y el de Rocío Nahle García que a pesar de ser “destapada” como candidata al Senado en la primera fórmula, es mencionada por el “peje” tabasqueño (segurísimo de ganar) como invariable Secretaria de Energía, y en ese sentido habría que ver a quien lleva de suplente, ya que si López Obrador cumple su palabra, el sustituto de la zacatecana será el ganón sin invertir ni un peso. En el caso del “bailador”, alguien le pasó las más reciente encuesta que lo ubicaría muy por debajo de la morenista Ana Miriam Ferráez, quien ya perdió la elección como aspirante a alcaldesa abanderada por el PAN-PRD, pero que ahora la fuerza de Andrés Manuel la catapulta, por lo que Sergio Hernández, al ver la desventaja pidió a su “padrino” que lo inscribiera “aunque sea” en la quinta posición de la lista pluri, para de esa manera asegurar la posición y el manejo de los centavos en la poco transparente Legislatura a su cargo.

Y ES que el “bailador” Hernández no la tiene fácil. Su registro fue por Xalapa Rural integrado por 22 municipios que en su vida ha recorrido, salvo cuando va a Casitas a degustar ricas viandas, mientras que Ana Miriam tiene a su favor dos factores: el apoyo de López Obrador –que es capaz de arrastrar al triunfo al candidato a la Gubernatura, Cuitláhuac García Jiménez, con cero popularidad personal, experiencia administrativa o de gobierno-, y las radiodifusoras de su familia que serán puestas a disposición del tabasqueño gratuitamente si lleva al poder a la dama, y a decir verdad, como “el miedo no anda en burro” más vale no arriesgar. Con su postura, el soberbio legislador nuestra una indiscutible seguridad de perder la elección de mayoría relativa el primero de Julio, pero como plurinominal, aunque xalapeños y habitantes de pueblos circunvecinos no voten por él dada su escasa popularidad construida a partir de bailongos organizados con integrantes de sus casas de gestión y trampas legaloides en el Congreso que le alcanzaría, si acaso, para aspirar a un segundo o tercer lugar, los veracruzanos se tendrán que amolar y acostumbrarse a tenerlo tres años más. Otros que van en la lista de candidatos plurinominales y que serán seguros diputados locales son el actual legislador Federal, Enrique Cambranis Torres (que será empleado del bailador), María de Jesús Martínez Díaz, Omar Miranda Romero y Monserrat Ortega Ruiz.

QUIENES BUSCARÁN reelegirse finiquitando el sagrado principio constitucional que dio origen a la Revolución Mexicana son: Rodrigo García Escalante, ex “tapadera” de Duarte –según las palabras del Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares- junto con su padre Ricardo García Guzmán; María Elisa Manterola Sáinz, que antaño criticaba a Eduardo Sánchez Macías, propietario de un consorcio periodístico y de quien incluso pidió se le investigara y castigara y ahora lo defiende, lo mismo que a Eva Felícitas Cadena, cuyo desafuero promovió y actualmente exige respeto para ella; Sergio Hernández, ya mencionado; la periodista María Josefina Gamboa Torales que aspira a sustituir al “bailador”, aunque todo parece indicar que al colocarse en la “pluri” seguirá donde mismo; Bingen Rementería Molina, el hijo del ex secretario de Infraestructura y Obras Públicas, Julen Rementería del Puerto, que ahora es aspirante al Senado, y Juan Manuel de Unanue Abascal.

EN EL caso de Morena, Rocío Nahle, que va como candidata al Senado forma parte, también, de la lista de futuros integrantes del gabinete de Andrés Manuel López Obrador si gana la elección presidencial, pero ante la posibilidad de que el “peje” pierda, a la zacatecana le queda la esperanza de formar parte del Senado, pero tendría que derrotar a Julen Rementería del Puerto, que a decir verdad, trae mucho trabajo y resultados como titular de la SIOP, y de paso a la hervista, Yazmín de los Ángeles Copete Zapot, dos huesos duros de roer. Si ganaran estos últimos, lo más seguro es que suba Roció Nahle y se quede con el bat al hombro Ricardo Ahued Bardahuil que va en la segunda fórmula. Del PRI mejor ni hablar con semejantes abanderados, en este caso, el ex dirigente de la sección 32 del SNTE, Juan Nicolás Callejas Roldán y María del Carmen Pinete Vargas que, ningún favor le harán al aspirante priista a la gubernatura José Francisco Yunes Zorrilla.

LO QUE llama la atención es que Andrés Manuel López Obrador, el inmaculado, se está convirtiendo en el nuevo jefe de la mafia del poder que tanto criticaba, y en ese sentido, antes de llegar a la Presidencia ya comenzó a negociar con sujetos de oscuro pasado como Napoleón Gómez Urrutia, a quien otorga –por encima de la voluntad de militantes que, también, lo merecen- un escaño en el próximo Senado, y lo mismo sucede con su futura Secretaria de Gobernación –como si presintiera que pudieran no dejarlo ganar-, la ministra Olga Sánchez Cordero; al ex jefe delegacional de la Cuauhtémoc (que había anunciado su retiro de la política), Ricardo Monreal; a la legendaria lideresa de la izquierda mexicana, Ifigenia Martínez (lo único que vale la pena) y, por supuesto, al dirigente sindical minero en el exilio, Napoleón Gómez Urrutia, quien -desde el 2006- permanece en Canadá tras haber sido denunciado por un presunto desvío de 55 millones de dólares en su sindicato. Otros que, también, llaman la atención son el ex dirigente nacional panista y ex crítico de Andrés Manuel, Germán Martínez; el exgobernador priista de Tlaxcala, José Antonio Álvarez Lima, y la ex comandante de las policías comunitarias de Guerrero –que estuvo presa por presunto secuestro-, Nestora Salgado.

HAY QUIENES dicen que con la inclusión de panistas, priistas, perseguidos por la justicia, y el desaire a su propia militancia -donde hay gente con reconocida capacidad administrativa y de Gobierno-, López Obrador podría estar cavando su derrota y, lo que es peor, al abrir los espacios de su partido a otras corrientes corre el riesgo, incluso, de ser despojado de MoReNa, sobre todo si pierde y como dice, se retira a su rancho que lleva un nombre muy peculiar. El Movimiento de Regeneración Nacional si eso sucede, se convertiría en botín de buitres, a pesar de sus hijos. Así las cosas. OPINA carjesus30@nullhotmail.com