Bitácora
Por Miguel Ángel Cristiani G.
07 de febrero de 2018

Luego de que hace unos días se terminó con las llamadas comparecencias de los titulares de los organismos públicos descentralizados, como son el Instituto Veracruzano de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas, la Universidad Popular Autónoma de Veracruz, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, el Órgano de Fiscalización Superior del Estado y la mismísima Fiscalía General del Estado, resulta conveniente recordar la propuesta de que deberían de desaparecer aquellas instituciones que no sirven más que para gastar un presupuesto multimillonario en salarios, pero que muy poco ofrecen en resultados a la sociedad veracruzana.

Cabe recordar, por ejemplo, la comparecencia de la titular del organismo autónomo Instituto Veracruzano de Acceso a la Información, Yolli García Álvarez, quien señaló que más de 170 sujetos obligados son omisos en publicar su información y de ellas 87 corresponden a Ayuntamientos.

Informó que tras una revisión detectaron que de los 212 ayuntamientos 28 tenían inhabilitado su portal electrónico y tras un apercibimiento los ayuntamientos de Xalapa, Córdoba y Tuxpan lo activaron, en tanto 25 municipios aún quedan pendientes.

Lo cierto es que, en la mayoría de los sujetos obligados a transparentar toda su información, la mayor parte no lo hace, porque lo que publican son datos incompletos o diferentes a los que por ley están obligados a subir a sus plataformas de internet.

Todos los funcionarios, ya sean de nivel estatal o municipal, hablan en sus discursos de la transparencia en la información, pero en la realidad, no se cumple con dar a conocer los datos y cifras que interesan a la sociedad veracruzana.

Y no hay que ir muy lejos, en el mismísimo Congreso del Estado, en donde existe hasta una comisión especial de transparencia y un sistema denominado “Parlamento Abierto” en donde se supone se deberían de publicar las minutas y acuerdos de las reuniones, pero tampoco se cumple con ello.

La realidad es que la Transparencia en la Información, solamente existe en los discursos de los políticos, pero en los hechos, por diversas excusas y pretextos, no se logra tener acceso a las solicitudes de datos y los ejemplos son muchos.

Precisamente en la comparecencia de la titular del IVAI, la diputada del Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional (PAN), Cinthya Lobato Calderón y Secretaria de la Comisión preguntó por qué no se han publicado aún los gastos de Comunicación Social del Gobierno estatal que el IVAI ordenó desde hace más de año y medio; el destino de los recursos resultado de la vacante de un Comisionado; el motivo de los bonos de responsabilidad que tienen asignados los Comisionados; las solicitudes de información que han quedado pendientes y en relación a la calificación del Congreso del Estado y el IVAI respecto al cumplimiento en materia de transparencia.

Es importante señalar que el presupuesto del IVAI Instituto Veracruzano de Acceso a la Información y Protección de datos personales, asciende este año a $43,570,876.00 Cuarenta y tres millones quinientos setenta mil ochocientos setenta y seis pesos, pero que la mayor parte se gasta en “Servicios Personales” es decir, en sueldos, a los que se destinan más de 35 millones de pesos.

El resto del presupuesto es para materiales y suministros, un millón quinientos mil pesos y en el renglón de Servicios Generales el resto con siete millones de pesos.

Otro de los organismos públicos descentralizados del Estado de Veracruz que es motivo de polémica por los gastos que representa y los resultados que se obtienen, es el de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas, cuyo presupuesto para este año asciende a la cantidad de $18, 605,240.00 Dieciocho millones seiscientos cinco mil doscientos cuarenta pesos.

Que al igual que ocurre en el IVAI y otros organismos descentralizados, la mayor parte de su presupuesto es para pagar a una plantilla de “colaboradores”.

Así las cosas, la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas le fue autorizado por el Congreso del Estado este año un presupuesto de 515,130,240.00 Quince millones ciento treinta mil doscientos cuarenta pesos, para el pago de “Servicios Personales” es decir su nómina. Pero además tiene $2,500,000.00 Dos millones y medio de pesos para “Servicios Generales” y $600,000.00 Seiscientos mil pesos para “Transferencias, Asignaciones, Subsidios y Otras Ayudas.

Por eso es que Pancho López, el filósofo de mi pueblo, se cuestiona si vale la pena seguir manteniendo esos “organismos descentralizados”, que lo único que representan es una carga inútil para el estado y un gasto millonario para las finanzas de los veracruzanos.

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

En Twitter: @bitacoraveracru

Blog: http://bitacorapolitica.com

Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es