Redacción de Sociedad 3.0/ Shell, una petrolera anglo-holandesa fue quien ganó más campos en la Ronda 2.4 de aguas profundas, al llevarse 9 de las 29 áreas licitadas en el proceso.

En el caso de Petróleos Mexicanos (Pemex), la empresa mexicana se adjudicó cuatro de los bloques licitados que corresponden a aguas profundas del Golfo de México, dos en asociación con la estadounidense Chevron y la japonesa Inpex y dos de manera individual.

Pemex lanzó un comunicado que con estos resultados avanza en el fortalecimiento de su portafolio, para alcanzar las metas de su plan de negocios y consolida su posición estratégica en aguas profundas del Golfo de México.

Las licitaciones quedaron así:

Área 1 Área Perdido Desierta
Área 2 Área Perdido Shell y Pemex
Área 3 Área Perdido Shell y Qatar
Área 4 Área Perdido Shell y Qatar
Área 5 Área Perdido Pemex
Área 6 Área Perdido Shell y Qatar
Área 7 Área Perdido Shell y Qatar
Área 8 Área Perdido Desierta
Área 9 Área Perdido Desierta
Área 10 Cordilleras Mexicanas Repsol, PC Carigali y Ophir
Área 11 Cordilleras Mexicanas Desierta
Área 12 Cordilleras Mexicanas PC Carigali, Ophir y PTTEP
Área 13 Cordilleras Mexicanas Desierta
Área 14 Cordilleras Mexicanas Repsol y PC Carigali
Área 15 Cordilleras Mexicanas Desierta
Área 16 Cordilleras Mexicanas Desierta
Área 17 Cordilleras Mexicanas Desierta
Área 18 Cordilleras Mexicanas Pemex
Área 19 Cordilleras Mexicanas Desierta
Área 20 Cuenca Salina Shell
Área 21 Cuenca Salina Shell
Área 22 Cuenca Salina Pemex, Chevron e Invex
Área 23 Cuenca Salina Shell
Área 24 Cuenca Salina Eni, Qatar, PC Carigali
Área 25 Cuenca Salina PC Carigali
Área 26 Cuenca Salina PC Carigali
Área 27 Cuenca Salina Desierta
Área 28 Cuenca Salina Shell
Área 29 Cuenca Salina Repsol, PC Carigali, Sierra Nevada y PTTEP

Aldo Flores, subsecretario de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía, dijo que de los 19 campos se espera una inversión total, entre exploración y operación, de 93 mil millones de dólares, sin contar los 525 millones de dólares en efectivo que recibirá el gobierno por empresas que buscaron asegurar ganar contratos y que entrarán directamente al Fondo Mexicano del Petróleo.

“Estos campos ubicados en aguas profundas comenzarán a producir crudo en 2028, y podrían alcanzar una producción pico de 1.5 millones de barriles diarios en 2032”, dijo el funcionario, es decir, 75 por ciento de la producción de crudo que actualmente tiene México.