Xalapa-2018-02-2713:40:11- Académicos y universitarios de la Universidad Veracruzana advirtieron que continuarán realizando investigaciones y trabajos acerca de temas urgentes de atender en Veracruz “porque es nuestra labor como universitarias y universitarios”.

A través de un desplegado, estudiantes, profesorado, investigadores e investigadoras, exalumnos, personal académico, administrativo y manual de la Universidad veracruzana exigieron que desde los órganos de gobierno se deje de hostigar con intimidaciones a la comunidad universitaria, que cumple con la labor social de observar de manera crítica la realidad y proponer soluciones.

Expresaron su indignación y preocupación por la intimidación de que fue objeto la doctora Rosío Córdova Plaza, investigadora de la UV.

Reconocieron la calidad del trabajo de la doctora tras considerar que es una universitaria comprometida con la sociedad veracruzana y con los derechos humanos de las mujeres, y ha sido evaluadora de investigaciones nacionales e internacionales de alto nivel.

Recordaron que el trabajo de investigación “El papel de la UV como constructora de Paz. Alternativas a las violencias en Veracruz” es un tema necesario en un estado muy violento, que además ganó el premio a la investigación indisciplina en 2017.

Acusaron que la rectoría de la UV no sólo no reconoce sus resultados y se deslinda en los procesos de investigación aplicada sino que además permanece ajena en inmutable ante la vulneración del espacio y la función de investigación y de los derechos de universitarias y universitarios.

Repudiaron el llamado a comparecer y la manera en la que se ha hecho en medio del foro en el que presentaban las conclusiones del citado proyecto de una manera inadecuada e intimidatoria.

Consideraron que sus actos demuestran que no se están reconociendo la autonomía universitaria y se estaba obstaculizando y criminalizando la investigación, una de las funciones sustantivas de la universidad.

“Expresamos nuestro desconcierto ante la reacción de la rectoría y del abogado general de esta casa de estudios que no solamente no respaldaron a una de sus investigadores, sino que ponen en duda su credibilidad. Por lo cual exigimos una disculpa pública”, apuntaron.

Y añadieron: “Nosotras y nosotros, quienes hacemos investigación, docencia y gestión, sentimos gran indignación e incertidumbre ya que ante esta situación no sabemos qué va a suceder con quienes indagan temas que le incomodan al gobierno estatal actual”.

Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO