Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

jrbcdiariolibertad@nullgmail.com

 

Aunque lo nieguen, están tan seguros de que monseñor López Obrador va a ganar, que ya desde ahorita acuciosamente se ocupan, eso sí, con la Ley en la mano, por impugnar sus aviesas designaciones de senadores…

Aviesas por ambas partes, cabe aclarar, porque unos quieren hueso y el otro quiere votos a costa de lo que sea.  Si Manuel Bartlett y Germán Martínez -más una pléyade de otrora estrellas de otros Partidos- ya son de Morena, que no se dude que al rato afilie también a Carlos Salinas y a Felipe Calderón con todo y señora…

“Cri$to es amor”, son palabras que pronunció el recién auto destapado mesías que, más ciego que un topo, no alcanza a ver que un Estado laico con una constitución moral, es un contrasentido tan grande como lo es una democracia de pobres…

Corroborando con semejantes procederes. las palabras de Francois-Marie Arouet (1694 – 1778) más conocido como Voltaire: “No hay quien comprenda mejor las verdades de la religión, que los que han perdido la facultad de razonar”

 

Al rato en vez de Secretario de la defensa va a nombrar un capellán.  Pero si su Cri$to fuera amor -lo que difícilmente se entiende en este mundo de enfermos que se matan los unos a los otros por dinero- y además omnipotente -como dicen que lo es- sería bueno que acabara con las guerras y tantas otras  bajezas que hace la humanidad a la que supuestamente creó…

Para que después, arrepentido de lo que había creado, por mucho menos la ahogó con un diluvio; y posteriormente, mostrando de nueva cuenta su intemperancia, la calcinó haciendo llover fuego sobre Sodoma y Gomorra…

No se puede soslayar en estos álgidos momentos de gobiernos pre-teocráticos, a Mijail Aleksándrovich Bakunin (1814 – 1876) “Todas las religiones, con sus dioses, semidioses, profetas, mesías y santos, son producto de la fantasía y la credulidad de los hombres que no han alcanzado el pleno desarrollo y la posesión completa de sus facultades mentales”…

Las procesiones multitudinarias que llegan al santuario del Tepeyac, como la que coincidentemente llegó junto a su nombramiento como candidato oficial de los idólatras arrepentidos, solo demuestran el profundo atraso intelectual de un Pueblo sojuzgado e infeliz que recurre a los dioses y sus milagros para que los salven de su misera…

De igual manera como recurren al alcohol para atemperar la desdicha de vida que tienen y que no los lleva a ninguna parte; pues una existencia sin metas es una existencia perdida…

Los creyentes siempre son seguidores de otros, quienes quiera que sean.  Son capaces de creer en todo, menos en sí mismos; que es la piedra fundamental en la que se basa la charlatanería, que se contrapone con el conocimiento de uno mismo…

Y si a eso agregamos que el arcipreste tabasqueño envió el mensaje de amor y paz durante su toma de protesta como candidato a la Presidencia; y que además fue coreado por quienes cantaron loas a su inventada deidad y le echaron bendiciones que fue un contento; al rato, a falta de anillo, va a querer que le besen la mano…

Una izquierda religiosa es de chiste; o mejor dicho, es una broma de mal gusto.  Que a nadie debe de asombrar, ya que desde el honorable INE vieron con buenos ojos la coalición del PRD con el PAN, a pesar de que ellos son los primeros que debieron intervenir para evitar semejante aberración…

Pero regresando con quien en un futuro debe aspirar a ser el Peje I y que lo canonicen en vida; pues finalmente si hicieron santo a Juan Pablo II y santa a la Madre Teresa, ¡qué tiene el tabasqueño que no!…

Bien pudiera ser el santo de los arrepentidos; o el Santo del perdón.  Que honestamente, no es porque se me haya ocurrido, pero no suena nada mal.  Peje: ¡El Santo del Perdón!

Para terminar…

 

Mientras Peña Nieto y su esposa durante la colecta de la Cruz Roja hablan maravillas de la Atlántida, el paraíso perdido entre sus perversas reformas, desde la Auditoría Superior de la Federación destaparon una parte -solo una parte- de la septicemia política que vivimos -sobrevivimos sería más propio- que pone de manifiesto la clase de súper corrupción que ha signado a la decadente dinastía del Atraco-mulco…

Colocada, eso sí hay que reconocerlo, entre las más destacadas del mundo entero; a tal grado que no se pone en duda que se vaya a instituir la Medalla al Mérito de la Corrupción, patrocinada por supuesto, por ese filántropo amado por muchos que ha repartido dinero a manos llenas, don Marcelo Odebrecht.

 

 Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida