Opiniones y Comentarios
Julio Ricardo Blanchet Cruz

jrbcdiariolibertad@nullgmail.com

 

 A pesar de que el coordinador de los diputados federales Carlos Iriarte declarara hace unos días que 11 de sus compañeros le habían pedido que hablara con el presidente Peña Nieto para que destituyera a Enrique Ochoa Reza como su dirigente nacional…

 Posteriormente, debido a una airada llamada del propio ex director de la CFE para que públicamente lo negara; poniendo cara de baqueta, el honorable Iriarte lo se vio obligado a hacerlo diciendo que eso no era cierto…

 Pero todo se le vino abajo y la suerte quedó echada cuando Joel Ayala, el honorabilísimo líder de los burócratas, sin ambages declaró que Peña Nieto debería, debido a la penosa posición en que se encuentra su candidato -aunque no reconoce que es por su responsabilidad- evaluar un cambio en el PRI; especialmente en la dirigencia…

 Por lo que la remoción deberá presentarse de un momento a otro, y se sabe que el individuo no se va a atender su flotilla de taxis, NO, sino que se va a ocupar otro importante cargo -ya se sabe que Peña Nieto nunca desampara a quienes le sirvieron; aunque no se entiende en qué ha podido servirle Ochoa Reza-…

 Lo malo del caso es que para ocupar su lugar en el PRI, ya se mencionan a Claudia Ruiz Massieu y a Roberto Moreira quien actualmente es el secretario de organizaciónpor lo que la oposición debe de estar de plácemes con los posibles nombramientos, pues sinceramente no mejorarán mucho…

 La imagen que se tiene del apellido Moreira no le va a ayudar en nada al señor Meade, quien ya en el baile no se puede quedar sentado y reafirma que no se desligará ni del Presidente ni del PRI; solo de los problemas y de lo que no ha funcionado…

 Lo que intrínsecamente quiere decir que reestructurarán completamente la campaña, pues a media carrera no se puede cambiar de caballo; y menos cuando fue impuesto por Washington, que debe de confiar mucho en la habilidad y sobre todo experiencia que tienen los priístas en hacer trinquetes electorales, porque de manera legal, se ve muy difícil…

 Pero otro problema radica en que ya hasta importantes personajes de la política norteamericana, entre ellos nada más ni nada menos que el secretario de la Defensa, James Mattis, ven difícil que puedan derrotar a López Obrador

 Por lo que se deduce que en pocos días se verá un cambio en las opiniones de los medios, referente al tabasqueño -hoy en su mayoría volcados al PRI- ya no lo considerarán un peligro y los oligarcas comenzarán, siguiendo aquel adagio que dice: “Si no puedes con el enemigo, únetele” a tender lazos para acercársele…

 Y “El Peje”, viejo lobo de mar, los apapachará; como ha apapachado a todos los que de manera por demás interesada, se le han acercado; hasta desplazando a los suyos.  Solo que también hay otro axioma que dice que“el prometer no empobrece, el dar es lo que aniquila”.  

 Cambiando de tema…

 El gobernador de Chihuahua, el panista Javier Corral, que tanto decepcionó a los ciudadanos, ya que se pensó que había cedido por unos cuantos pesos más -200- millones- con tal de acceder a que Alejandro Gutiérrez fuera juzgado por cortes federales…

 De nueva cuenta salta a la palestra y ahora dice que por ningún motivo se permitirá que el caso de los desvíos de dineros a las campañas del PRI lo asuma la federación, a la que señaló, continúa protegiéndolo.

 Habrá que estar pendientes para ver en qué termina este asunto que ya muchos lo habían dado por finiquitado a favor de la casa gobernantes.

 Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.