El Gobierno del Estado busca que todos los ganaderos estén obligados a utilizar el Registro Electrónico de Movilización (REEMO) con el objetivo de frenar el abigeato o robo de ganado.

Para ello, el mandatario Miguel Ángel Yunes Linares presentó ante la Diputación Permanente del Congreso Local, una iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el primer párrafo del Artículo 70 de la Ley Ganadera.

Reconoce que el robo de bovinos se ha agravado, aludiendo que el 12 de julio del año pasado el titular de la SEDARPA firmó el Convenio de Usufructo para la utilización del REEMO.

Este sistema permitirá generar la primera base de datos electrónica de los propietarios de cabezas de ganado que estará enlazada al Padrón Nacional Ganadero.

Según él, con ello se logrará verificar la procedencia, movilización y destino de cada animal, así como establecer objetivos para reforzar el cerco sanitario de la entidad frente a la introducción de plagas o enfermedades.

En este sentido, apunta que los objetivos fundamentales del REEMO son la verificación del ganado al ser documentado para una movilización; la actualización del hato ganadero estatal en tiempo real; el control de cuarentenas; y el control de movilizaciones en zonas sanitarias con diferentes estatus.

Destaca que lo más sobresaliente del REEMO es su vinculación a la base de datos del Padrón Ganadero Nacional (PGN) y del Sistema Nacional de Identificación Individual del Ganado (SINIIGA), siendo la única plataforma que brinda esta vinculación con las dos bases de datos ganaderas más grandes de toda la República.

Yunes Linares argumenta que actualmente el 91 por ciento de los estados del país cuentan con este sistema, excepto Veracruz, Chiapas y Querétaro.

Así, el Artículo 70 establecería que “Todas las Guías de Tránsito deberán ser autorizadas por la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca, quien determinará el formato y programa electrónico autorizado para su expedición”.