A los veracruzanos “nos cayó de golpe” la violencia, pues la población no estaba preparada para ello, y ello está fracturando, por miedo, el tejido social, expuso la académica e investigadora  de la Universidad Veracruzana (UV), Rosío Córdova Plaza.

La violencia, refirió, ha afectado a todos los sectores sociales, siendo los jóvenes de la población más perjudicada. Incluso, recordó, ha habido universitarios desaparecidos y asesinados.

La población se enfrentó de un momento a otro, con delitos de alto impacto y hechos que terminaron con la tranquilidad de muchos lugares, como Veracruz.

La sociedad tuvo entonces miedo ante todo el escenario de violencia, y ello ha provocado fracturas, pues los unos desconfían de los otros, refirió la académica e investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Veracruzana (UV).

“Esto está también fracturando el tejido social, ya tenemos miedo de nuestro vecino, ya tenemos miedo de quién puede pasar a nuestro lado cuando caminamos por la calle, y eso es una condición de vida muy frágil, muy inestable”.

UNIVERSITARIOS, ENTRE LAS VÍCTIMAS

En medio de este escenario de violencia, muchas de las víctimas han sido jóvenes, lamentó. Estudiantes de la Universidad Veracruzana han sido desaparecidos, secuestrados y también asesinados, declaró la académica.

“Miembros de la comunidad fueron secuestrados, no es un porcentaje muy alto pero sí existe, y esto pues es sorprendente porque en general no se sabe, y que además estos miembros no regresaron”.

Esto, reiteró, con base en las encuestas realizadas mayormente a los alumnos. “No es el caso de Génesis, que ella sí es un feminicidio muy claro; hay otros que no se sabe cómo, cómo fue. Tenemos en total entre las cinco regiones y las cuatro zonas de la UVI, son más de 20”.

Puntualizó que de acuerdo a un diagnóstico elaborado por la Universidad Veracruzana, en un afán de abonar a la construcción de estrategias y políticas públicas para la seguridad y la paz, se contabilizaron más de 20 casos de universitarios desaparecidos, esto en los cinco campus de la casa de estudios y las cuatro regiones de la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI). Se trata de estudiantes, pues ahora la academia trabaja en los datos precisos en torno a trabajadores de la UV afectados directamente por la violencia.

Expuso que universitarios han sido víctimas de secuestro en todas las regiones del estado, pero es Xalapa donde ha habido mayor incidencia.

“En todas las regiones nos reportan secuestros, obviamente todos los delitos -robo, asalto, acoso escolar, agresión sexual, asesinatos, feminicidos, levantones, secuestros, amenazas-se presentan en mayor medida en Xalapa, por ser esta la sede más grande de la Universidad… Tenemos registrados como unos quince diferentes tipos de delitos”.

Asimismo, refirió que en las regiones de la UVI, la violencia se ha manifestado mayormente en casos de acoso y violaciones sexuales.

En entrevista durante el foro “La UV como constructora de paz: alternativas a las violencias en Veracruz”, Rosío Córdova Plaza enfatizó que es indispensable tener un diagnóstico certero para poder plantear estrategias más eficientes, para remediar la violencia que “golpea” a la sociedad.

27 LEVANTONES

De acuerdo con los avances del proyecto “UV como constructora de paz: alternativas a las violencias en Veracruz”, a la fecha 27 estudiantes reportan que han sufrido secuestros exprés o levantones y otros 9 han sido víctima de secuestro.

Además, un 25 por ciento de los encuestados reconoce que dentro de su círculo inmediato al menos un conocido ha sido víctima de algún delito.

En cuanto a los robos, ocurridos en espacios públicos, casi un 20 por ciento de la población universitaria los ha padecido.

Esto genera “miedo, enojo y una sensación de que los estudiantes tienen que estar resguardados en espacios cerrados”.

En cuanto a la Violencia Sexual también existen cifras altas, pues el 15.3 por ciento de los encuestados la ha sufrido.

Según las investigadoras Rosío Córdova Plaza, Zulma Vianey Amador Rodríguez y Mayra Ledesma Arronte, tienen como objetivo realizar un “Diagnóstico de Modalidades de la Violencia” en la UV y a un acercamiento a los diferentes tipos de delito.

Las investigadoras detallan que han capturado información de 2 mil 400 alumnos hasta la fecha, no obstante, proyectan aplicar 8 mil 500 encuestas en total en las distintas regiones de la UV y en la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI).

Apuntan que de ese monto ya se han aplicado el 80 por ciento pero la información capturada apenas es del 30 por ciento.

Asimismo, hasta el momento los datos arrojan que Córdoba y Poca Rica son las regiones más violentas para los alumnos de la UV.

Los datos de las encuestas también que 273 universitarios reconocen que en su círculo inmediato alguien ha sido víctima de un asesinato.

En este mismo rubro, sobre familiares o conocidos afectados por la violencia, el 11.8 por ciento de los encuestados, es decir 285 personas, reportan haber sufrido intentos de extorsión, lo que incluye a familiares, amistades y compañeros de la UV.

Así, alumnos incluso cambian sus hábitos de movilidad ante el temor de ser víctimas de un delito, sobre todo en municipios como Poza Rica, provocando que exista una sensación de riesgo que llega al 48 por ciento de los encuestados.