Las fechas históricas de México se encuentran registradas en nuestro archivo nacional, forman parte del decurso de nuestra nación y cada una encierra significado especial: 1929 entre ellas es un hito electoral y político de referencias singulares, el vasconcelismo en plenitud; 1988 otro parteaguas electoral, Cárdenas por delante y 2018 son fechas y circunstancias que marcan nuestro devenir histórico. En el lejano 1929 desde la experiencia se decía a los jóvenes seguidores de Vasconcelos, lo relata Mauricio Magdaleno : “No van a ninguna parte con él. A él le importa él y nada ni nada más…”. Entre sus seguidores, González Aparicio decía: Para que gane Vasconcelos se necesita a) que cuente con el ejército; b) que tenga a su lado a los gobernadores y c) que sea grato a Estados Unidos”. “No sé le respondió German del Campo… pero si hay chanchullo y él se pone al frente del pueblo haremos una gran revolución”. E Ignacio Chávez les insistía: “El Jefe Máximo no entregaría a Vasconcelos bajo ningún concepto…” Las evocaciones son obra del tiempo y las circunstancias.