Reforma publica en Templo Mayor que: “los más apasionados seguidores de Andrés Manuel López Obrador se quedaron perplejos al ver que Napoleón Gómez Urrutia, el fugado líder minero, será Senador por Morena. Al ocupar el sexto lugar de la lista de plurinominales, es seguro que habrá un escaño, fuero por seis años y una dieta millonaria para el capo sindicalista acusado, entre otras cosas, de desviar 50 millones de dólares de los mineros. Más de un lopezobradorista exige una explicación, pues nomás no le encuentran sentido a que haya sido postulado ‘Napito’. ¿Con qué cara, dicen, se puede criticar al PRI por tener a Carlos Romero Deschamps, si AMLO tiene a Gómez Urrutia? Y dense de santos que Elba Esther Gordillo tiene grillete electrónico, que si no, seguramente ahí andaría también en las listas”.