O   P   I   N   I   O   N
Por Mario Javier Sánchez de la Torre.

    No cabe la menor duda que la actitud asumida por el ex gobernador de esta entidad recluido actualmente en uno de los penales de este país, por supuestas acciones deshonestas durante su periodo de gobierno, Javier Duarte de Ochoa, también deben calificarse de tontas, como también demostró serlo con su actitud en contra de la Universidad Veracruzana (UV).

    Pues el convenio signado la semana pasada entre la máxima Casa de Estudios de Veracruz y el Instituto Mexicano para la Competitividad Industrial (IMPI), de colaboración enfocado a salvaguardar la propiedad industrial, son la muestra de la corrupta, equivocada e imbécil actitud.

    Ya qué con la firma del importante convenio, el IMPI reconoce el trabajo de la institución educativa para obtener su primer registro de patente a nivel de institución, el cual ha venido creciendo a partir del año 2013, con dos solicitudes de patentes.  En 2014, dos; en 2015, seis; en 2016, seis y en 2017, siete, lo que hace un total de 23 a la fecha, dentro de la temática agropecuaria y de biotecnología. Cantidad que posiciona a la UV en el lugar décimo quinto en el contexto nacional, lo que equivale al 68 % de instituciones de educación superior en cuanto a solicitudes de patente.

    Por lo que corresponde a la primera solicitud de patente presentada por la institución de educación superior veracruzana durante el 2017, esta fue para un equipo de investigadores del Instituto de Biotecnología y Ecología Aplicada (INBIOTECA), que creó una trampa para atraer a la mosca de la fruta (Anastrepha ludens), que desde hace tiempo afecta en forma grave la producción nacional.

    Durante su intervención, el director general del IMPI, Miguel Ángel Margain González, expresó: “Esta Universidad bajo su liderazgo se encuentra en un momento ascendente”.

    Por su parte la doctora Sara Ladrón de Guevara, rectora de la Universidad Veracruzana, agradeció la visita y dijo: “Se dice fácil, pero crecer exponencialmente como lo hemos hecho fue una tarea que señaló la Junta de Gobierno en 2013 y empezamos a trabajar en eso”.  Agregando: La institución ha asumido el reto de buscar nuevas formas de financiamiento, pero “sin descuidar esta defensa que hemos hecho del derecho a la educación superior pública”.

    Defensa al derecho a la Educación Superior Pública que llevó a cabo y se notó con sus acciones durante el nefasto y corrupto anterior sexenio y que con lo narrado y reconocido por el IMPI, se demuestran los positivos resultados que está dando la citada defensa. Usted que OPINA estimado lector. Hasta el miércoles. noti-sigloxxi@nullhotmail.com. (Fech. Púb. Lun. 19-febrero-18)