Línea Caliente
Por Edgar Hernández*

 

¡Pinches alemanes gachos!

Hoy más que escribir una columna de opinión quisiera presentar a la consideración del respetable dos versiones de una realidad que en los hechos nos mata, literalmente nos mata.

Esto nos dicen los alemanes sobre el ya legendario tema de la inseguridad:

El ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania alerta a sus ciudadanos que deseen viajar a México sobre un posible aumento de violencia.

En el documento “México: información sobre viajes y seguridad” recomienda a sus viajeros cuidarse de los agentes policiales que en ocasiones se encuentra infiltrados por la delincuencia y cita de manera específica que en las zonas adyacentes a los municipios de Ciudad de México, Estado de México y en los estados de Puebla y Veracruz, el número de crímenes violentos está aumentando”.

Esa es la versión teutona.

En tanto que la posición veracruzana en voz del gobernador Miguel Angel Yunes Linares va en el sentido de que lo que quisieron decir los alemanes es que la alerta de inseguridad es solo para caminos rurales, si “para caminos rurales”.

Con documento en mano el mandatario estatal asegura que como sabía que quienes quieren le vaya mal a Veracruz iban a cuestionarlo al respecto, aclaraba que “la presunta (sic) alerta emitida por el gobierno alemán no prohíbe visitar la entidad, sino solo pide no transitar por las noches en los caminos rurales del estado”.

“Para bien de los que queremos a Veracruz y para mal de los que quieren que le vaya mal a Veracruz, como hace un momento lo comentó el almirante Zamacona, seguramente están tomando como base de datos de otras épocas”, argumenta el mandatario estatal.

Tome nota de “seguramente están tomando como base de datos otras épocas” ¿Acaso las de Duarte, tal vez la de Fidel?

Son, en fin, dos versiones de un mismo tema que se dan en el marco de una, está sí realidad, la violencia y muerte acrecentada en una entidad rehén del crimen organizado.

Así es que si le creemos a los alemanes malo, pero si le creemos a Yunes peor. Una cosa, sin duda, es indiscutible: lo que sucede en el día a día de norte a sur de la entidad en materia de inseguridad, esa sí es nuestra realidad.

En las dos versiones hay algo que no cuadra, pero bueno, seguramente usted tendrá la mejor opinión al respecto. Hágasela saber al señor gobernador, empleado de todos los veracruzanos.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo