Opinión

Por Mario Javier Sánchez de la Torre

A treinta días aproximadamente de que inicien las llamadas campañas oficiales por el Instituto Nacional Electoral (INE) para obtener la Presidencia de la República, las posiciones de los tres principales contendientes ante el electorado nacional, en relación al momento del inicio del presente proceso electoral siguen igual.

   Y se considera que siguen igual, debido a que desde meses antes del comienzo de la actual contienda, el candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Andrés Manuel López Obrador, se consideraba por todas las encuestas que llevaba la delantera, ante los en ese momento posibles candidatos al mismo cargo.

   Situación que se confirmó, durante el desarrollo y al finalizar las mal llamadas “pre campañas”, pues ya en ese momento con pre candidatos oficiales de los diferentes partidos contendientes los resultados así lo demostraron.

   Para avalar lo citado solamente hay que ver algunos de los estudios realizados por las diferentes empresas encuestadoras, así tenemos que: Mendoza Blanco y Asociados (meba) en los resultados dados a conocer a inicios del mes de febrero    -4 de febrero del 2018-     titulada Encuesta de Clima Político Nacional, en cuanto a la intención del voto, informó: Meade Kuribreña, 16 %; Anaya Cortes, 26 % y López Obrador, 30 %.

   Por su parte la compañía Arias Consultores, en su quinta encuesta nacional, dada a conocer el pasado domingo 25 de febrero del presente año, publicó: José Antonio Meade, 16.3 %; Ricardo Anaya, 14.3 % y Andrés Manuel López, 56.2 %.

   Y los resultados más recientes que dio a conocer Bloomberg, el pasado miércoles 28 de febrero son: José Antonio Meade Kuribreña, 19 %; Ricardo Anaya Cortez, 31 % y Andrés Manuel López Obrador, 40 %.

   Como se aprecia en los números señalados, durante el presente mes, el candidato del Partido Revolucionario Institucional, Meade Kuribreña, tuvo una sensible ganancia de 3 puntos. Anaya Cortes del Partido Acción Nacional también tuvo una ganancia de 5 puntos y López Obrador de MORENA, se puede considerar que ni subió, ni bajo, que se mantuvo igual, pues la alza y baja que se muestra en las encuestas lo posicionan igual, en un promedio de 40 a 45 puntos, muy por encima de sus adversarios.

   Adversarios que están enfrascados en una guerra sucia que solamente los desgastará más de lo que ya están, por lo que cuando inicien las campañas oficiales estarán en una posición de gran desventaja con relación al candidato de MORENA, quien por el momento ha tomado la inteligente decisión de no entrar en polémica con nadie, aunque también lo que le ha restado popularidad han sido los nombramientos de algunos de sus candidatos. Usted qué OPINA estimado lector. Hasta el lunes. noti-sigloxxi@nullhotmail.com (Fecb. Púb. Vier. 2-marzo-18)