Faltan cuarenta y dos días para que inicien las campañas para la gubernatura del Estado oficialmente    -domingo 29 de abril-     y en total 103 para que se lleve a cabo la jornada electoral el próximo domingo uno de julio.

    Y durante la semana que hoy inicia, se registrarán ante el Organismo Público Local Electoral (OPLE) de Veracruz, los candidatos de las diferentes coaliciones y partidos contendientes, con el siguiente calendario: Miguel Ángel Yunes Márquez de la coalición Por Veracruz al Frente, hoy lunes a las 11 horas. José Francisco Yunes Zorrilla de la coalición Por un Veracruz Mejor, el miércoles 21 a las 11 horas. Y Cuitláhuac García Jiménez de la organización política Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), el próximo viernes 23, sin qué hasta el momento de redactar la presente, tengamos confirmada la hora.

    Por el momento así está el panorama político en esta entidad en cuanto a los tres contendientes que tienen la posibilidad de llegar a ocupar el cargo de Gobernador del Estado por los próximos seis años (2018 – 2024). Años que no serán fáciles por la situación que tanto en lo económico, como de inseguridad y desempleo se vive aquí.

    Problemas que tiene la difícil tarea de contrarrestar quien ocupe la gubernatura veracruzana durante el próximo sexenio, por lo que deberá ser un personaje con importante capacidad académica y política, en ese orden. Además de una trayectoria dentro de la administración pública no manchada por la grave corrupción que está acabando con este saqueado país.

    Tres requisitos de gran importancia e indispensables para el cargo, principalmente en momentos como los presentes, en que la población no solamente veracruzana, sino toda la mexicana, está harta de políticos incapaces y corruptos que lo único que han hecho es empobrecer a la nación y enriquecerse ellos.

    Pero veamos brevemente la trayectoria de cada uno de estos tres personajes. Cuitláhuac García Jiménez, es un catedrático de muy buen nivel de la Universidad Veracruzana (UV), preparación que cuenta para poder gobernar. En el campo de la política su experiencia es poca, pues solamente ha sido legislador federal por su partido, cargo que desempeña en forma eficiente.

    Miguel Ángel Yunes Márquez, tiene el nivel académico de licenciatura por una institución norteamericana, hasta donde su equipo de colaboradores ha informado. En la administración pública se ha desempeñado como legislador local y alcalde de Boca del Río en dos ocasiones y antes de estas ocupaciones en la iniciativa privada en negocios de su propiedad.

    José Francisco Yunes Zorrilla, es egresado del Instituto Tecnológico de México (ITAM), en donde obtuvo la licenciatura en derecho y posteriormente una maestría en administración en Yale. Desde 1997 inició su carrera política como legislador suplente federal por el IX Distrito de Veracruz. Posteriormente fue alcalde de Perote, Ver. Después legislador federal propietario y local. Presidente del Comité Ejecutivo Estatal de su partido el Revolucionario Institucional de Veracruz y actualmente Senador de la República con licencia.

Como se aprecia en lo citado los tres tienen sus pros y sus contras. Cuitláhuac lo apoya la organización política que en estos momentos en el país va a la cabeza en el proceso electoral y su positiva, aunque breve trayectoria política, la que puede ser un punto no muy a favor.

    Miguel Ángel Yunes Márquez, también su trayectoria en la vida pública veracruzana, aunque breve, no se puede considerar negativa, pues principalmente su trabajo como alcalde ha sido aceptado por los lugareños. Sólo que no le ayuda mucho en cuanto a imagen, el ser hijo del actual Gobernador. Esa situación en este país, aunque es legal, no es muy aceptada por los mexicanos, pero lo más negativo para él, es la no tan positiva forma de gobernar de su Papa. Hay muchos problemas que no solamente no se han resuelto, sino se han agravado, como el desempleo y la inseguridad.

    Y por lo que corresponde a José Francisco Yunes Zorrilla, es innegable su amplia trayectoria en la política tanto a nivel municipal, como estatal y nacional. Así como su positiva y transparente trayectoria en los cargos que ha desempeñado. Sólo que como coloquialmente se dice, “le toco bailar con la más fea”, su partido, el PRI. Pues la imagen de esta organización política en el país debido a las corruptelas de algunos de sus ex gobernadores no es nada positiva y no se diga aquí en Veracruz, en donde lamentablemente para todos tuvimos que soportar a los corruptos Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa.

    En estas condiciones están en este momento las cosas en cuanto a la elección aquí en Veracruz. Nada fácil para ninguno de los tres. Usted que OPINA estimado lector. Hasta el miércoles.

noti-sigloxxi@nullhotmail.com