México- 2018-03-2209:55:49- El Financiero

El peso mexicano tuvo ayer su mayor alza en nueve meses, desde junio de 2017, luego de que se diera a conocer en la prensa canadiense que Estados Unidos habría cedido en su propuesta de reglas de origen del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

 

A esto se sumó el anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos de subir en 25 puntos base su tasa de interés y también contribuyó el aumento en los precios del petróleo.

 

Es la primera vez que vemos que Estados Unidos cede en uno de los temas más espinosos en la negociación

 

Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de Credit Suisse.

 

El dólar interbancario cerró ayer en 18.479 unidades, de acuerdo con datos del Banco de México. Durante el día el peso ganó 29.80 centavos al dólar, equivalente a una recuperación de 1.59 por ciento. Esta variación representa el mejor comportamiento para la moneda mexicana desde el 5 de junio del 2017, cuando avanzó 1.84 por ciento.

 

En ventanilla bancaria el billete verde se vendió en 18.85 unidades, cifra menor a las 19.05 reportadas el martes como cierre por Citibanamex.

 

“Es la primera vez que vemos que Estados Unidos cede en uno de los temas más espinosos en la negociación del TLCAN, pienso que México debería de estar cediendo en unos capítulos, Canadá también, con el fin de llevar a buen puerto estas negociaciones”, comentó Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de Credit Suisse, en entrevista con El Financiero Bloomberg.

 

El especialista consideró que el escenario central es que para mediados de este año se podría estar viendo una negociación exitosa del TLCAN y el peso mexicano ya refleja en buena medida esa posibilidad.

 

En una comparecencia ante la Cámara de Representantes, Robert Lighthizer, responsable de las negociaciones comerciales de Estados Unidos, se mostró positivo respecto al acuerdo. “No puedo decir exactamente qué va a pasar, pero pienso que estamos en un muy buen lugar”, dijo el funcionario.

 

Destacó que su objetivo es devolver empleos de manufactura de autos a su país, pero no mencionó nada sobre el tema de reglas de origen. “Estamos en una posición en la que finalmente estamos empezando a converger”, mencionó en Washington.

 

El gobierno de Trump habría eliminado una demanda en las negociaciones de que todos los vehículos fabricados en Canadá y México para su exportación a Estados Unidos deben de tener al menos un 50 por ciento de contenido estadounidense, informó el diario canadiense The Globe and Mail, citando a personas con conocimiento de las negociaciones.

 

Buen augurio

 

La noticia de que Estados Unidos estaría retrocediendo en uno de los puntos clave del acuerdo comercial puede ser la señal más clara hasta ahora de que ese país está relajando su posición inicial de línea dura. Eso es un buen augurio para las negociaciones, dijo el estratega de divisas de Credit Agricole, Vassili Serebriakov.

 

Juan Manuel Chaparro, presidente de fomento industrial de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), consideró que la supuesta eliminación de uno de los aspectos de la propuesta de Estados Unidos en materia de reglas de origen de autos podría ser sinónimo de que la voz de los industriales estadounidenses está siendo tomada en cuenta por el presidente Donald Trump y los negociadores.

 

“Asumimos, y yo creo que, si alguien puede estar asesorando (a Trump) son los propios industriales de su país, porque sería una afectación tremenda a los consumidores (aplicar la regla de origen como la propone)”, dijo Chaparro en entrevista.

 

Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), coincidió en que la postura de los negociadores de Canadá y México con relación a la regla de origen automotriz, más la presión del sector privado de Estados Unidos a su gobierno pudieran haber movido las cartas hacia una mesa de negociación más racional.

 

“Esperemos que se confirme (la noticia), estaría denotando una postura mucho más lógica por parte del gobierno”, mencionó en entrevista con El Financiero Bloomberg.

 

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se sumó a los comentarios positivos respecto a las negociaciones y dijo en una audiencia de negocios en Toronto que hay una posibilidad de cerrar el acuerdo. “Estamos muy confiados que un acuerdo ganar-ganar-ganar no sólo es posible, sino probable”, agregó el funcionario.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO