Xalapa- 2018-03-2213:52:57- Para el director de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana (UV) José Luis Cuevas Gayosso, las revisiones sin orden judicial no son algo novedoso, puesto que en la práctica las corporaciones policiacas las llevan a cabo desde al menos hace 4 años.

Entrevistado la mañana de este jueves luego de la Presentación de Diplomados en Sistema de Justicia Penal, dio que el problema no es la forma en que está descrita la norma jurídica, sino la operación de la misma.

“Este problema es en general, en la aplicación contraria al espíritu de la norma. La capacitación es importante y lo que tenemos que revisar es el estado que vivimos en la actualidad de cómo respetamos esta norma”.

Aclaró que los diputados y senadores que aprobaron el código, la posibilidad de que alguna persona que infraganti cometa un delito pueda ser detenido, a la que se le hizo un agregado en el sentido que aquella persona o automóvil que sea sospechoso de algún delito puede ser detenido.

Esta detención -dijo- no significa que vayan a cometerse arbitrariedades, este hecho es en beneficio de las víctimas.

El especialista de Derecho estimó que, lejos de favorecer la incidencia de hechos excesivos por parte de las autoridades ejecutoras, lo principal que se pretende es beneficiar a posibles víctimas.

Ejemplificó casos en los que transite un vehículo, que pueda generar sospechas de la comisión del delito por parte de sus tripulantes y sea detenido para revisión; aquí no se pretende afectar al conductor, sino más bien garantizar que no esté cometiendo ilícitos y salvaguardar la integridad de alguna posible víctima.

“Esto no significa que van a cometerse necesariamente arbitrariedades, la detención es en beneficio de las víctimas”.

Para finalizar recordó que en diversos artículos del Código Nacional en materia penal se estableció aprobar la posibilidad de que a una persona que in fraganti pueda ser revisado.

“Quiero que quede claro que esta respuesta que da la Corte no es algo que surge espontáneamente, sino de esta controversia constitucional derivada de un código que fue aprobado ya por el proceso desde hace cuatro años y por tanto es necesario que entendamos cuál es el contenido y la preocupación social sería que a una persona se le detuviera sin más ni más, sin embargo, esta detención que no es detención sino un cateo cuando exista la sospecha”.

Leticia Rosado / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO