Xalapa- 2018-03-0914:03:05- Leticia Rosado
Tras los señalamientos en contra del auditor general del Órgano de Fiscalización Superior del Estado (Orfis), Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, de supuestamente haber recibido 20 millones de pesos de la pasada administración estatal para encubrir irregularidades, el investigador y académico de la Universidad Veracruzana (UV) Rafael Arias Hernández aseguró que la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado “es una discapacitada total, porque no ve, ni oye nada”.

Arias Hernández, afirmó que existen muchos elementos para mandar llamar al auditor Lorenzo Portilla Vázquez, y que informe a los integrantes de la Comisión de Vigilancia sobre esta situación.

“Pero esta Comisión de Vigilancia es una discapacitada total, no ve, no oye, no siente y no se mueve”.

De igual manera, el especialista en temas económicos afirmó que: “El Orfis se ha convertido en un órgano de encubrimiento y simulación superior, eso es lo que es ahora y su responsable y quienes lo acompañan en el cargo con actividades específicas tienen que ser llevados ante la justicia”.

Expresó que no es posible que de otros niveles o de otros entes como la Auditoría Superior de la Federación, hayan descubierto anomalías de pasadas administraciones y que hasta presentaron denuncias y que en el Orfis no hayan cumplido con su trabajo.

Refirió que en Veracruz y en el país, no existe una verdadera política anticorrupción, que no es posible que lo que se favorezca es la continuidad de la impunidad, esto porque los encargados de vigilar, supervisar y de fiscalizar no cumplen con su trabajo o le hacen incompleto.

En entrevista vía telefónica, afirmó que el Congreso del Estado está secuestrado y fuera de la realidad, al que se le debe de fincar responsabilidades una vez que no atiende sus obligaciones.

“Si es un Congreso que no vigila la autorización y ejecución y designación del presupuesto entonces cómo es que van a exigir o a cuestionar o poner a disposición de la ley a quien tiene obligación específica de fiscalización; eso es una irresponsabilidad”.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO