OPINIÓN
Por Mario Javier Sánchez de la Torre

A tan solo nueve días de que comiencen las campañas para el cargo de presidente de la República, todo parece indicar, hasta el momento, que en la respectiva boleta habrá cuatro nombres Tres de candidatos apoyados por coaliciones integradas por partidos políticos y una candidatura de las mal llamadas independientes.

Así tenemos que Andrés Manuel López Obrador, va por la coalición Juntos haremos historia que la integran el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), los partidos del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES); Ricardo Anaya Cortez, por México al frete, formada por los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC); Antonio Meade Kuribreña de Todos por México, apoyada por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (PANAL) y Margarita Zavala Gómez del Campo, primera mujer que logra en este país ser candidata independiente para el más importante cargo de la estructura político-administrativa del país.

Y citamos en el primer párrafo de la presente: que todo parece indicar, hasta el momento, que en la respectiva boleta habrá cuatro nombres, debido, y seguramente usted amigo lector lo sabe, a los fuertes rumores que han estado corriendo en el medio político nacional en el sentido de que uno de los dos principales candidatos debido a su difícil y precaria situación ante el electorado pudiera ser sustituido.

Las interesantes preguntas son: ¿Quién’ y ¿Quién lo sustituiría? Por una parte la posición del abanderado de la coalición Todos por México desde el inicio del proceso ha sido la de menor aceptación entre el electorado y no por qué Meade Kuribreña sea un mal candidato, lo que pasa es que está cargando con el lastre que representa la corrupción de un gran número de priistas. Y por otra parte a últimas fechas la situación de lavado de dinero de que se está acusando, aún sin comprobar a Anaya Cortez, por el asunto de la compra-venta de una bodega en el Estado de Querétaro. Situación que no se ha podido aclarar, ni a favor o en contra, pero que para un proceso electoral resulta muy negativa y por tanto lo ha hecho bajar en las encuestas en su posicionamiento.

Ahora que la respuesta que importa es ¿Quién podrá sustituir a cualquiera de los dos, en caso de que esto sucediera?

Toda una gran incógnita. Por el momento los firmes en la boleta electoral el próximo uno de julio, según el Instituto Nacional Electoral son cuatro. Pero,,,pero, quien puede asegura que no pueden cambiar. Usted que OPINA Estimado lector. Hasta el viernes. noti-sigloxxi@nullhotmail.com (Fech. Púb. Mér. 21-marzo-18)