Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

jrbcdiariolibertad@nullgmail.com

 

El dar respuestas a bote-pronto es la similitud entre los políticos mexicanos y el astro físico británico Stephen Hopkins.  Dicen lo primero que se les ocurre; y en el caso del científico peor, porque nadie puede rebatirle sus opiniones pues finalmente no se pueden comprobar y son solo teorías…

Que El Universo tiene 13 800 millones de años. ¡Ah!  Y si se le pregunta cómo lo supo, la explicación que da es tan enredada que se queda uno en las mismas.  Así es la ciencia y así son los científicos…

Al rato dicen que se equivocaron y que hay nuevas pruebas que contradicen lo anterior.  Hace 60 años juraban y perjuraban que los seres humanos habíamos convivido con los dinosaurios; hasta había caricaturas de un tal Trucu-Tru…

 

Posteriormente hubieron de corregir el pequeño error  de solo 65 millones de años, pues no era cierto. Frecuentemente ha sucedido así; y por lo visto seguirá sucediendo.  Pues la respuesta del astrofísico fue que antes del Big Bang no había nada; pero que El Universo está creciendo…

Desde luego que la pregunta no es fácil; la humanidad se la ha hecho durante miles de años.  Y cualquiera puede inocentemente preguntarse: Entonces ¿Hacia dónde está creciendo El Universo?  ¿Hacia el vacío?  ¿Hacia la nada?  Porque no es lo mismo el vacío que la nada…

Si no hay nada, no puede haber un vacío.  El vacío es de algo; luego entonces El Universo no tendría hacia dónde y cómo crecer…

Pero la pregunta, como arriba se cita, no es nueva; solo que los astrofísicos están enredados en descubrir afuera, lo que no han descubierto adentro; pues también se pueden descubrir muchas cosas en la Historia…

Además, desde mi muy personal punto de vista, de poco sirve que con gran certeza sepamos que hay una estrella a 5, ó 10, ó 20 millones de años luz y se gaste dinero en ello, cuando en la Sierra de Chihuahua hay niños que mueren de hambre…

Será interesante saber cómo nos juzgarán los extraterrestres -si es que llegan, ó se dejan conocer- cuando vean la criminal disparidad que hay entre las clases sociales de este Planeta, y la clase de bichos tan peligrosos que somos los seres humanos…

El caso es que para Stephen Hopkins nada había antes del Big Bang; pasando por alto que nada puede salir de la nada…

Pero como los científicos para explicar el contrasentido recurren a la entropía; que viene siendo una magnitud física de un sistema termodinámico que supongo cada cual lo entiende a su manera; ya que se mete en la termodinámica y cosas de esas…

En resumidas cuentas yo no entiendo lo que es la entropía  y agradeceré sí alguien me lo explica, porque la información que se tiene al respecto me ha dejado en las mismas;  y sigo sin entender cómo algo puede salir de la nada…

Y especialmente, cómo es que del caos que representa el Big Bang pudo salir un Universo ordenado que se rige estrictamente por las matemáticas y que por ser exacto, se mantiene en constante equilibrio…

O se mantenía, podríamos más bien decir, hasta que hicimos nuestra triunfal aparición los gloriosos seres humanos que, como parásitos patógenos que somos-hechos a imagen y semejanza de ya saben quién- destruimos todo lo que a nuestro alcance está.  Y ya hay hasta quienes quieren irse a otro Planeta, seguramente para seguir haciendo perjuicios…

Hace un par de días comenté en este mismo espacio, que ni el Creador puede dar lo que no tiene.  Nada puede salir de la nada.  Y eso solo se puede entender si nos remontarnos en la Historia hasta el Antiguo Egipto y sus misterios aún sin descubrir…

Porque la más “moderna” teoría de la formación de El Universo, dice que todo y todos vivimos dentro de una computadora, en la que todo está debidamente programado…

Por lo que el libre albedrío es una más de las patrañas que nos cuentan para que no nos sintamos esclavos, o títeres -no se mueve la hoja de un árbol sin la voluntad de quien maneja la computadora, podría decirse-…

Que todo lo que sucede es porque así se dispuso en el ordenador.  Que vivimos en dos dimensiones, pero al mismo tiempo en tres. Y lo explican con un holograma.  Está en dos dimensiones, pero como que se ve en tres…

Teoría que pinta a quienes manipulan el ordenador e hicieron el programa, como unos seres perversos que juegan con nosotros como los niños juegan con las computadoras; solo que aquí las matanzas son reales, o cuando menos lo parecen…

Pero esa es la última teoría lanzada por los científicos que se respaldan en la entropía que mide el desorden; y cuya teoría tiene una enorme similitud con la visión de Hermes, el Tres veces Grande, que explicaba El Universo salido del sueño del Creador…

Pero caemos en lo insondable; pues así como no sabemos quién, cómo y por qué hicieron ese programa y quién lo opera; pues tampoco podremos llegar a saber sobre los sueños infinitos del Creador, dónde y cómo está él; y si está solo o hay más “dioses”…

Pero en el caso de que seamos solo un sueño -lo que daría sentido a que todo salió de la nada- a como está el mundo, en estos precisos momentos ha de tener pesadillas -o cortos circuitos en el ordenador, como se prefiera-…

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.