O ya desconfiamos de todo o todo cuanto se hace en el ámbito del sector público tiende al derroche de dinero público. Tal es la primera reflexión que despierta conocer el costo de 5.8 millones de pesos para organizar elecciones extraordinarias en Sayula, Emiliano Zapata y Camarón de Tejeda, municipios de tamaño medio y no muy abultada población; el tope de campaña es de 237 mil 303 pesos para la elección de Camarón de Tejeda; dos millones 331 mil 119 pesos para Emiliano Zapata y un millón 83 mil 24 pesos en el caso de Sayula de Alemán. Otros conceptos del gasto son: alimentación, viáticos, publicidad, difusión de información, refacciones, material didáctico. Si es poco o mucho lo presupuestado para estas elecciones será asunto de la evaluación contable, pero nos permite evaluar el riesgo de anular una elección de proporciones estatales, y las complicaciones políticas adicionales.