Dialogando
Por Abel Domínguez Camacho

Va por mi madre, emprendió una gran tarea lidiando con Mario y educado a los “hijos de la madre”

Hoy es común escuchar el término igualdad de género, creo que pocas personas reparan en ello en cuanto a la realidad que les rodea, ¿Cuántas rectoras, funcionarias públicas, directivas de empresas privadas, científicas, emprendedoras, hay en nuestro entorno?

Se dice que el motivo que explica la desigualdad de género se llama techo de cristal, este techo de cristal es una metáfora que refiere a las “barreras invisibles” que encuentran las mujeres a la hora de abrirse paso en su carrera profesional.

El techo de cristal se refiere al número de personas que hay en cada empresa en función del generó, el diferente salario que perciben según el sexo, las diferencias para ir escalando a nivel profesional dependiendo de si eres hombre o una mujer y, por último si esos problemas aumentan o disminuyen en función del nivel en el que nos encontremos. (Por primera vez mencionado en Wall Street Journal en 1986 en los Estados Unidos).

Algunas referencias destacan que “la invisibilidad” del techo de cristal provoca que sea muy difícil explicar su, existencia.

Diferentes estudios refieren varios tipos de barreras que construyen el techo de cristal (véase Brechas de género: la mujer mexicana entre el suelo pegajoso y el techo de cristal; tesis de licenciatura de Angelica Sofía Bucio Méndez, ITAM, 2014); en un exceso de síntesis Bucio plantea: 1. Las barreras personales e interpersonales que incluyen las limitaciones profesionales, familiares y cognitivo-emocionales; 2. Las barreras sociales que incluye principalmente los estereotipos y prejuicios sociales; 3. Las barreras organizacionales, los hombres siguen controlando las relaciones de poder y fomentan la permanencia de actitudes y roles estereotipados y, 4. Las barreras gubernamentales-legislación e información-.falta de monitoreo para aplicar efectivamente las legislaciones existente.

Las respuestas a estas y otras barreras son muchas y variadas, retomo entre muchas a  Mariana Gómez Tagle, en su blog , se pueden visualizar cinco formas de romper el techo de cristal, a saber: 1. Programas de mentoring y coaching  donde las socias destinan tiempo  al trabajo con otras mujeres de potencial talento. 2. Creación de Comités de Género, con el propósito de impulsar el desarrollo y retención de personal femenino en las organizaciones. 3. Se conforman programas como “Consejos de Mujeres de Negocio” donde participan mujeres de distintos niveles, áreas y con diferentes necesidades. 4. Programas de acompañamiento directivo y, 5. Creación y maduración de programas y prácticas que hagan compatible la vida familiar y laboral.

El pasado 6 de febrero de 2018, la CNDH México, presentó el Estudio sobre la igualdad entre mujeres y hombres en materia de puestos y salarios en la administración Pública Federal (APF) 2017, el estudio refiere, entre otras cosas, que en las secretarías de Estado la participación femenina en jefaturas de departamento es de 46.8 % y este porcentaje se reduce a menos de la mitad en las direcciones generales, donde trabaja un 21.9% de mujeres.

Concluyen que dentro de la Administración Pública Federal las mujeres tiene menos presencia en puestos de liderazgo y toma de decisiones que los hombres.

Los mayores porcentajes de mujeres en puestos de mando se encuentran en Conavin, Inmujeres y el DIF, mientras que los porcentajes más bajos corresponden a la secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), la Conagua y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes(SCT). La CNDH destaca que el programa Proigualdad estableció como meta para 2018 que las instituciones de la Administración Pública Federal tuvieran al menos 40% de mujeres trabajando en puestos de mando; indicaron también que, 29 de las 47 instituciones evaluadas por dicha CNDH cumple con este indicador.

Por su parte, Forbes invita a conocer a las 100 Mujeres más Poderosas de México en 2017 en su mricrositio interactivo (https://foroforbes.com/mujeres-poderosas/2017/mexico/01/index.html), solo haré mención de  Carmen Victoria Felix y Leticia Jáuregui. Carmen forma parte del Space Generation Advisory Council (SGAC) y, por cuarto año, representó a México en apoyo al programa de aplicaciones espaciales de la ONU. En 2012 logró, por primera vez, ocho mexicanos hicieran estancias en la NASA.

Leticia Jáuregui es fundadora de una organización llamada Crea. Tiene como misión incrementar las posibilidades de desarrollo empresarial para mujeres en zonas marginadas del país. Su fundación tiene una alianza con el Inadem e Inmujeres. Apoya a más de 16,000 mujeres emprendedoras y busca hacerlo con 300,000 más en varios estados de la república.

Las propias mujeres, no importando su condición social y económica, son capaces de romper el techo de cristal, lo han venido haciendo a lo largo de la historia.

Este 8 de marzo de 2018, día Internacional de la Mujer, se ha convocado a una huelga feminista en España, las mujeres afirman ¡Si paramos, se para el mundo!

A la huelga feminista están llamados todos los trabajadores, lo contrario sería ilegal, afirman las convocantes. Pero el movimiento feminista se dirige únicamente a las mujeres. El objetivo de esta huelga es reclamar los derechos de todas las mujeres , la igualdad, el fin de la violencia machista, acabar con la brecha salarial o defender la dignidad del trabajo doméstico, entre otros. (La convocatoria partió de cientos de organizaciones que forman el Movimiento Feminista de España).

Observaremos las respuestas en todo el mundo y, desde luego, en México, en donde de acuerdo con Inmujeres, se asesinan 2,746 mujeres cada año.