Viernes Contemporáneo
Por: Armando Ortiz
30 de marzo de 2018

En los sesenta días de campaña electoral los candidatos a gobernador podrán gastar hasta 2.6 millones de pesos diarios, es decir 157.9 millones de pesos. Esto, que pudiera parecer una buena noticia, no lo es tanto, sobre todo porque ahora el dinero será un factor importante que influirá en el voto de los veracruzanos. El OPLE no ha reparado en ello, pero hay candidatos que no tienen ese monto, de modo que así sea un millón diario o 500 mil pesos diarios, si no se tienen, pues no se podrán usar. Claro, habrá candidatos que, si tengan ese dinero, entonces veremos en todas las carreteras, en todas las avenidas, en todas las bardas, en las redes sociales y en todo medio posible el rostro del afortunado candidato que ya tiene la venia del árbitro electoral de gastarse 2.6 millones de pesos. Imagine usted que hubiera un candidato independiente, ¿de dónde iba a sacar ese candidato 2 millones 600 mil pesos para gastar a diario en su campaña? En fin, como dice en el pueblo, “con dinero baila el perro”, y en el OPLE bailaron al son que les tocaron.

Hipólito Rodríguez, cae más pronto un hablador…

Cuando anda con diarrea verbal el alcalde de Xalapa se exhibe en Facebook live, envalentonado se pone a decir que no cederá a presiones ni chantajes; envalentonado dice que “antes no abrían el pico” los que ahora se quejan; envalentonado acusa a Antorcha Campesina de secuestrar el Palacio Municipal. Pero cuando anda con la cola entre las patas y se da cuenta que no le queda de otra que ceder, entonces hace sus reuniones de cabildo a puerta cerrada. Tan valiente que se veía, tan estadista acusando a esos grupos de presión para que ahora saliera con que siempre sí se van a entregar millones de pesos para obras solicitadas por esa organización. En este portal señalamos que la carta de presentación de Antorcha Campesina es el chantaje, pero nunca dijimos que no les funcionara. El chantaje político y social de esta organización, una de las más fuertes del estado, funcionó cuando estaban los gobiernos priistas, ¿por qué no habría de funcionar con los gobiernos de Morena? Sobre todo cuando en el ayuntamiento se encuentra un sujeto con muchos títulos universitarios, pero sin una pizca de habilidad política. Es muy fácil exhibirse como un estadista, es muy fácil decir que no se permitirán chantajes, pero es muy difícil sostener esa palabra cuando le están a uno haciendo manita de puerco. En adelante Antorcha Campesina obtendrá lo que se le antoje, porque con Hipólito ya agarraron a su puerquito.

El papa Francisco, el infierno y James Joyce

No porque el papa Francisco lo diga, el infierno habrá de desaparecer; de la misma manera, no porque el Papa lo diga el infierno tendría que existir. La reflexión viene al caso por la nota de el periódico italiano La República, en la que se asegura que el papa Francisco, a las preguntas “¿Qué sucede con las almas malas? ¿Dónde son castigadas?”, contestó: “No son castigadas, las que se arrepienten obtienen el perdón de Dios y se suman a las filas de las almas que lo contemplan, pero las que no se arrepienten y no pueden, por lo tanto, ser perdonadas, desaparecen”. De esta declaración La República infiere que el Papa rechaza la idea del infierno, ese lugar de tormento católico en el que se condena por toda la eternidad a una persona que haya cometido pecados en una vida de 30, 40 u 80 años máximo. Esto nos hace recordar a Joyce en su novela Retrato del artista adolescente, en donde se señala lo absurdo que es el infierno: “El infierno es una angosta, oscura y mefítica mazmorra, mansión de los demonios y las almas condenadas, llena de fuego y de humo. La angostura de esta prisión ha sido expresamente dispuesta por Dios para casti­gar a aquellos que no quisieron sujetarse a sus leyes (…) Pero este hedor, por terrible que sea, no es el mayor tormento físico al cual están sujetos los condenados en el infierno. El tormento del fuego es el mayor sufrimiento al cual los tiranos de la tierra han podido condenar a sus semejantes”. ¿Cómo podría un Dios de amor crear semejante espacio de tormento?

Armando Ortiz

aortiz52@nullhotmail.com