Panamá- 2018-03-2017:54:17- MVS Noticias/ 

Al presentar su informe anual 2017 “Democracia simulada, nada que aplaudir”, la agrupación internacional Artículo 19 insiste en que México es la nación más peligrosa para ejercer el periodismo en América Latina, donde aún se “sobrevive siendo periodista, se supera el miedo y se informa”, pese a que en los últimos cinco años suman mil 986 agresiones contra periodistas y 41 asesinatos en contra de profesionales de información, ultimados “por hacer su trabajo”. 12 de estos homicidios se registraron en el pasado 2017, en medio de 507 agresiones a la prensa; es la mayor cantidad de ataques contra los que México ha vivido en los últimos 20 años, dijo Cristina Ruelas, directora de Artículo 19 para México y Centroamérica.

Ruelas señaló que “si las leyes que restringen no funcionan para cerrar los flujos de información, si el dinero que se paga a los medios y los obstáculos para el acceso a la información tampoco, entonces lo que queda es amenazar, desaparecer o matar”; además, agregó, “las crisis políticas y el contexto electoral derivan en más violencia y agresiones a la prensa como se documentó el año pasado, donde el aumento de ataques fue de más del 340 por ciento en Coahuila, del 158 por ciento en el Estado de México y del 600 por ciento en Nayarit”.

La intolerancia de servidores públicos de todos los niveles se han traducido en una represión autoritaria con el uso del aparato del estado, aseguro Articulo 19 al subrayar que las denuncias de ataques a la prensa están hundidas en un 99.6 por ciento de impunidad; esto, dijo Ruelas, “no se puede explicar sin advertir que el 48 por ciento de los perpetradores de estas casi dos mil agresiones, son funcionarios públicos de los tres niveles de gobierno”.

“El estado es incapaz de investigarse a sí mismo y el silencio derivado de la violencia resulta conveniente para el poder político; no es fortuito que la mayoría de los periodistas que investigaban hechos de corrupción, inseguridad y derechos humanos han sido sujetos de agresión en estos años, como el testimonio de un mensaje de silencio para su colegas” y en el marco de un Mecanismo y una Fiscalía Especial de Atención a Delitos Contra la Libertad de Expresión inoperantes, consideró Ruelas ante defensores humanitarios, expertos, activistas sociales y el director ejecutivo internacional de Artículo 19, Thomas Hughes.

El propio Hughes expresó su temor de que el respeto universal a los derechos ciudadanos en México está bajo amenaza por una “mala interpretación” y hasta abierta “manipulación” de legítimas restricciones a la libertad de expresión –como es el caso del respeto a los datos personales–. “Cuando la libertad de expresión es controlada, múltiples libertades también se ven restringidas y la democracia retrocede; sin libertad de expresión todos los demás derechos están en riesgo”, sentenció.

Ruelas advirtió que la protección de datos personales también se ha convertido en “instrumento de cesura y olvido”, al explicar los intentos de “censurar datos personales de archivos históricos” para clasificarlos como documentos confidenciales, incluyendo los archivos de movimientos históricos del pasado, donde se da cuenta de cientos de desapariciones forzadas, torturas y ejecuciones arbitrarias, “hasta archivos del siglo XIV”. Estos documentos de la Santa Inquisición han sido cerrados “porque alguien consideró que se estaría atentando la memoria de los difuntos”, alertó.

“Los periódicos chorrean sangre. Los periodistas que han denunciado todos los crímenes mencionados, la inefectividad de las políticas públicas y las graves violaciones a los derechos humanos o el vínculo entre empresarios políticos y crimen organizado son los que han sido demandados, amenazados, torturados, exiliados, desaparecidos o asesinados. El mensajero termina como blanco de las agresiones de los grupos que se sienten exhibidos o ven sus intereses amenazados”, destaca el informe de Articulo 19 al recordar la palabras de Javier Valdez, corresponsal de La Jornada en Sinaloa y fundador del periódico Río Doce, quien antes de ser ultimado decía: “Como periodista, le puedes echar a perder el negocio a mucha gente; no lo olvidarán, te odiarán y en la primera oportunidad cobrarán venganza”.

El organismo advierte que en el país existen “zonas de silencio” donde ya no se publican, por ningún medio, las informaciones de interés público. “Fue el dinero el que silenció a la prensa; después, la violencia y el miedo, la persecución de periodistas y la impunidad. Así, Ruelas recordó el compromiso del actual gobierno para crear un organismo regulador de la pauta oficial y que el año pasado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó su regulación a más tardar el 30 de abril de este 2018; “no obstante, puntualizó Ruelas, de enero de 2013 a diciembre de 2017, se han gastado más de 40 mil millones de pesos en publicidad oficial; 56 por ciento destinado a 20 medios y el 44 por ciento restante a un total de tres mil 108 medios.

Finalmente, el organismo pidió a los aspirantes a ocupar alguno de los tres mil 400 escaños que están en juego en estas elecciones del 2018 a que “se comprometan” a combatir la impunidad y garantizar la verdad y la justicia y a garantizar la libertad de expresión.