México- 2018-03-2909:29:05- Agencias

En México, 70 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) no cuenta con pensión contributiva, según información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

La pensión contributiva es aquella que se conforma con recursos aportados durante la vida laboral del trabajador.

En el País, las aportaciones provienen del trabajador, de su patrón y del Estado, y se depositan en las cuentas individuales que manejan las Administradoras de Fondos de Ahorro para el Retiro (Afores).

Los trabajadores que cotizan a la seguridad social aportan 1.125 por ciento de su salario base de cotización a la Afore, mientras que el patrón contribuye con 3.150 y el Gobierno con 0.225 por ciento.

Sin embargo, 70 por ciento de la PEA en México carece de este beneficio y esta es una de las proporciones más elevadas de América Latina.

En Chile y Costa Rica la proporción es de 34.3 por ciento y en Uruguay de 27.9 por ciento. En Panamá es 48.5 por ciento.

“Países como Chile y Uruguay dan cobertura a la mayor parte de su población. Ello es gracias a que sus sistemas de pensiones están integrados, es decir, que las pensiones antipobreza, los sistemas obligatorios de cotización para el retiro y los planes voluntarios de pensiones se encuentran conectados, lo que genera eficiencias, permite focalizar mejor los recursos a los segmentos más vulnerables y genera incentivos para la formalidad”, se menciona en un documento de la Consar.

No obstante, este organismo indicó que América Latina se caracteriza por una informalidad alta.

La cobertura pensionaría en América Latina es para 40 por ciento de los trabajadores, lo que supone que 130 millones de personas no cuentan con protección para la vejez.

En México, 57 por ciento de la población ocupada trabaja en la informalidad, es decir, no cotiza a un sistema de pensiones.

“Muchos trabajadores no forman parte de la seguridad social y/o observan una alta intermitencia entre el mercado laboral formal e informal por lo que tendrán bajas posibilidades de recibir una pensión en la vejez”, advirtió la Consar.

Agregó que en las últimas décadas fueron surgiendo nuevas modalidades de empleo que no se ajustan al tradicional esquema de contribución de los sistemas de pensiones.

Recordó que los trabajadores independientes no son parte de la seguridad social, pues son muy pocos los que abrieron su cuenta de Afore con su ahorro voluntario.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO