Xalapa- 2018-03-1013:49:20- Ariadna García-El alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, consideró que el Gobierno estatal está aplicando un tipo de “censura preventiva” por lo que consideró que no se debe “poner el dedo” sobre la ciudadanía que externa ser víctima del “cobro de piso”.

Luego de que el mandatario estatal, Miguel Ángel Yunes Linares, pidiera a las autoridades acudir a la Fiscalía General del Estado (FGE) y dar a conocer esos delitos para evitar consecuencias; Rodríguez Herrero apuntó que el gobierno debería ser discreto y generar confianza en la ciudadanía para que se puede acercar a las instituciones de seguridad.

“Justamente estas palabras de ponerle el dedo al ciudadano que está diciendo que estamos viviendo situaciones de inseguridad lo que hacen es inhibir, es como una suerte de censura preventiva, que nadie habla de lo que sabemos que sí existe”, señaló.

Entrevistado al inaugurar el Primer Simposio de Exploración Espacial y Astrobiología, refirió que la instancia ministerial debe actuar con mucha discreción al acercarse con los ciudadanos para obtener la información de los “cobros de piso”.

“La Fiscalía tendría que acercarse con mucha discreción a entrevistar a muchos ciudadanos que quisieran realmente contar con más seguridad y eso implica un trabajo muy cuidadoso, muy respetuoso porque la población tiene miedo de denunciar”, abundó.

Subrayó que se deben generar las condiciones de confianza para que los xalapeños denuncien la supuesta extorsión que han vivido, pues remarcó que aunque no podría hablar de un caso en particular, ciudadanos se lo han externado.

“Lo que yo declaré ayer es que hay ciudadanos que se han acercado a mí a quejarse de situaciones que, si no padecen de manera directa, las conocen porque son sus vecinos, son sus familiares. De manera que yo no tengo constancia específica de una situación concreta, pero sí he escuchado opiniones de la población de que esto ocurre”, abundó.

Refirió que las declaraciones del titular del Ejecutivo veracruzano, en su caso, no tiene ningún sentido, “más bien yo le pediría a él que se acercara como yo lo hago a la ciudadanía, a escucharla de viva voz y entonces que se proceda con el fiscal a darle atención a los ciudadanos”.