Estas son Arely García Herrera y Atximba Jiménez Acosta, ambas empleadas de la Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario, y por supuesto, miembros de alguno de los sindicatos que más que proteger a sus empleados, les solapan sus holgazanerías.

Así es como las ven todos los días sus compañeros de trabajo, una jugando “video games” y la otra chateando en Facebook.