Ciudad de México- 2018-03-2318:54:37- Agencias/ La ONU-DH condenó hoy el asesinato del periodista Leobardo Vázquez Atzin, atacado la noche del 21 de marzo afuera de su domicilio en Gutiérrez Zamora, municipio de Veracruz, recibiendo tres impactos de bala.

 

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) denuncia “otro golpe a la libertad de expresión en México”.

 

Leobardo Vázquez había colaborado con varios medios en el estado de Veracruz. Recientemente había creado su propio medio digital denominado “Enlace Informativo Regional” a través del cual ofrecía información general sobre la zona norte de Veracruz. Según información divulgada por el mismo Vázquez, sus investigaciones y publicaciones habrían generado malestar entre actores de la región al punto de haber sido víctima de amenazas.

 

Jan Jarab, Representante de la ONU-DH en México, expresó en un comunicado que “es inadmisible que la violencia contra los periodistas en Veracruz persista. Es fundamental que las autoridades locales y federales colaboren para esclarecer este crimen y así ayudar a revertir la impunidad, combustible necesario para que se dé este tipo de violencia y agresiones en contra de la libertad de expresión.”

 

El Representante añadió, “no olvidemos que la cercanía del período electoral puede causar más agresiones en contra de quienes ejercen el periodismo, para intentar coartar el ejercicio de la libertad de expresión y evitar que informaciones incómodas para actores con poder lleguen a la sociedad. Por eso, urge la adopción, por parte de autoridades federales y estatales, de medidas que puedan prevenir ataques en contra de comunicadores durante esta coyuntura”.

 

La Oficina extiende en el comunicado sus condolencias y solidaridad a la familia del Sr. Vázquez y llama a las autoridades competentes a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la protección de la familia y de los colegas del periodista.

 

Por su parte, la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, deploró el asesinato del reportero veracruzano y exigió a las autoridades del país que no escatimen esfuerzos para hallar a los culpables.

 

Su homicidio en Gutiérrez Zamora, Veracruz, “socava la capacidad de los periodistas de desempeñar su importante labor de alimentar el debate público informado”, dijo la titular de la Unesco.