Informe Rojo

Por: Mussio Cárdenas

09 de marzo de 2018

* El amparo le fue negado  * Winckler desliza que la investigación existe  * De Londres a Pacho Viejo  * Votia y su encuesta  * Yunes Márquez 47.7, Cuitláhuac 36.4  * Pepe 16.8, July 1.1  * El PRI prepara megafraude  * Nahle y la doble moral en Morena  * Idalia se va con Tronco  * El Heraldo se hinca ante Morena

Relajada, feliz, Karime se dejó ver en Colombia aguardando un vuelo, a su lado sus hijos, su madre, su hermana, sus nanas, camino a un exilio que imaginó eterno, burlando la justicia, resguardando el secreto de los dineros robados a Veracruz. Creyó en la impunidad.

Atesora las pistas que marcan la ruta del lavado, la transa duartista, el pago del gobierno de Veracruz a empresas fantasma, y el traslado a las inmobiliarias con las que operó el destino de los recursos mal habidos, y el flujo de efectivo que se movía en helicópteros oficiales, y la saturación de los drenajes financieros, y las decenas de firmas creadas y desaparecidas para no dejar huella, evitando que el rastro evidenciara en qué bancos paró el producto del saqueo.

Por un pacto de mafias, Karime Macías Tubilla se fue a Londres, Inglaterra, encubierta por el sistema priista, sin riesgo de ser aprehendida, sin temor a la extradición.

Iba bien hasta que en diciembre de 2017 reclamó los bienes que la Fiscalía de Veracruz decomisó en una bodega del municipio de Córdoba, un galerón que en un tiempo usaron los Zetas, el grupo delincuencial que se adueñó de la entidad en los tiempos en que su esposo, Javier Duarte, detentó el poder.

Argüía Karime Macías que lo hallado ahí tenía origen legal. Sus adornos de casa, sus retratos, sus pinturas, sus muebles, su diario, el que suscitó mofas y asombro general, la frase que la marcaría para la eternidad: “Sí, merezco abundancia”.

Legal o no, el diario es un pasaporte a la libertad. Ahí se consignan frases inconexas y apuntes breves. Que si le daba hueva el DIF pero había que exprimirlo. Que si se insinúan las empresas con las que se perpetró el saqueo a las arcas y los números de cuentas bancarias en que habrían ido a parar los recursos robados.

Frente a los miles de millones que Javier Duarte desvió, los bienes hallados en la bodega son una miseria. Lo que vale es el diario. Y otros documentos más.

Su gestión para que procediera su devolución fue infructuosa. Pero el 12 de diciembre de 2017 pidió a la Fiscalía General de Veracruz la confirmación de que existe una investigación en su contra y de ser así, tener acceso al expediente.

Nueve abogados la representan. Y el fiscal Winckler ni los ve ni los oye.

Karime Macías, vía un amparo, el 138/2018, solicitó el 27 de febrero pasado acceso al expediente, señalando que la Fiscalía es omisa. Y Winckler no cedió.

Al fiscal lo apercibió el Juzgado Decimotercero en materia penal de la Ciudad de México, instándolo a admitir o negar el acto reclamado, la existencia de la carpeta de investigación, pero no estableció si procedía o no la suspensión provisional dentro del juicio de amparo.

Según la versión periodística del Notiver, Winckler puede abstenerse de informar si existe la carpeta de investigación y darle acceso a Karime Macías “si esto pone en riesgo la investigación en cuestión”.

Winckler no hace ruido pero aprieta y ahorca. Le va encuadrando el delito y le va estrechando el círculo que tarde o temprano derivará en una solicitud de extradición.

Hará una semana —marzo 3— negó haber sido notificado por el juzgado federal. Y expresó que si Karime Macías de Duarte pretendía conocer el expediente, que viniera a Veracruz a constatarlo personalmente.

Tácitamente admite que la investigación contra la ex primera dama de Veracruz existe. Y que regrese de su exilio en Londres para saber cómo la ejecutará.

Con rudeza necesaria le tiende una trampa letal. Si Karime pisa tierra veracruzana, pasará del exilió a la prisión de Pacho viejo, el célebre penal enclavado en Coatepec, a 13 minutos de Xalapa.

Uno de los suyos, el de los escuadrones de la muerte, el que usaba a los grupos de élite de la Secretaría de Seguridad en el duartismo, el falso general Arturo Bermúdez Zurita, acudió a una audiencia por la denuncia de abuso de autoridad y ya no salió del penal. Ahí le ejecutaron la orden de aprehensión por enriquecimiento ilícito. Y luego vino la de desaparición forzada, que es delito lesa humanidad.

El jueves 8, el Consejo de la Judicatura publicó en su portal que el Juzgado Decimotercero de la Ciudad de México se declaró incompetente. Y Karime siente que la lumbre la comienza a quemar.

“Este juzgado considera —señala su resolución— que no le corresponde el conocimiento del presente asunto por razón de territorio, siendo competente para ello un juzgado de Distrito en el Estado de Veracruz, con residencia en Boca del Río”.

Winckler, pues, la tiene en sus manos.

Karime sonríe, pasea, vive la vida en el Viejo Continente, junto a sus hijos, su familia, sus gustos y sus lujos. Pero en el exilio forzado.

Javier Duarte vive su infierno en la prisión, segregado de los reos en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, no lo vayan a despedazar. Sería un festín.

Un día dijo que se mordía un huevo por hablar del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Se mordería el segundo por contar cómo desvió miles de millones de pesos de las arcas del gobierno de Veracruz hacia el PRI, con efectivo en cajas de cartón, volando en helicópteros de la flota veracruzana que aterrizaban en un edificio de la Ciudad de México; o pagando a las empresas fantasma que luego invertían en los negocios inmobiliarios operados por Karime Macías, por Moisés Mansur, José Juan Rodríguez Janeyro, Alfonso Ortega, el primero que habló, el primero que mostró la mecánica, el que implicó a la esposa del ex gobernador en el saqueo descomunal.

Duarte se mordería el tercer huevo, si lo tuviera, por contar cuánto le entregó a Enrique Peña Nieto y a su pandilla, o a la prensa nacional, o a sus ratones de la prensa estatal y regional, que pasada la jauja y el boato no le volvieron a dedicar una línea, no salvaron su honra, olvidaron cuánto les dio.

Hay documentos que incriminan. Y amigos que traicionan.

Implican a Karime Macías las huellas de los negocios de su padre, el empresario Jesús Antonio Macías Yazegey, alias Comandante Tony, alias “El Suegro Incómodo”. Lo mismo Frutas y Verduras de Veracruz que el Parque Tecnológico Puerto México, asentado sobre la reserva territorial de Coatzacoalcos, vendida la tierra a precio de ganga cuando Fidel Herrera Beltrán era gobernador de Veracruz, unas 60 hectáreas en el poniente, de las que pudo vender sólo una parte y luego, en el mayor de los sigilos, liquidó el fideicomiso operado por Bancomer, el mismo banco que años atrás lo denunció por intento de fraude y el gobierno chirinista, a exigencia de Carlos Salinas de Gortari, lo encarceló.

Tony Macías vendió tierra por unos 150 millones de pesos. Años antes se sacó la lotería nacional y ganó 50 millones. Y en un acto de magia liquidó la compra del Parque Tecnológico Puerto México a razón de 800 millones de pesos. ¿De dónde sacó 600 millones, lo que no tenía cómo justificar? ¿Lavado de capital? ¿Uso de recursos de procedencia ilícita?

Hay líneas paralelas de investigación, algunas periodísticas. Ahí hay rastros de los vínculos de Karime Macías con su padre, con Fidel Herrera, con Javier Duarte.

Y el diario de la abundancia con sus mensajes crípticos.

Sabe Karime qué implica el diario, sus afanes y sus nostalgias, la abundancia como motor de vida, los retos, los gazapos morales, la pincelada que dibuja a la mujer que cogobernó en Veracruz.

Nada valen las pinturas ni los enseres de hogar, muebles y adornos que poco representan para quien tuvo los alcances de operar el destino de los millones, los miles de millones de pesos que, vía empresas fantasma, fueron robados a las arcas públicas.

Aquel diario tiene algo más. Lo que ahí valen son las claves. Son los números. Es la diferencia entre vivir en prisión o vivir en libertad.

Huyó a Londres en mayo de 2017, tras la aprehensión de su esposo Javier Duarte, en Guatemala. Pudo verse implicada legalmente en los meses posteriores, pero la dejaron ir.

Su caso se aviva, crece, detona y hará crisis en los días por venir.

Los tiempos judiciales de fiscal Winckler son los tiempos políticos del gobernador Yunes.

Karime, ilusamente, creyó en la impunidad.

Archivo muerto

Votia, la misma empresa que pronosticó el triunfo de Miguel Ángel Yunes Linares en 2016, perfila en su encuesta al hijo del gobernador. Su sondeo le da a Miguel Ángel Yunes Márquez, del PAN-PRD-Movimiento Ciudadano, 47.7 por ciento de intención de voto para gobernador de Veracruz; Cuitláhuac García, de Morena, 36.4; Pepe Yunes, del PRI, 16.8, y July Sheridan, de Nueva Alianza, 1.1. Votia levantó su encuesta el 5 y 6 de marzo, cuando ya habían concluido las precampañas y los precandidatos se mueven en el mes de silencio. Patrocinó y difundió la encuesta la estación de radio Más Latina y se entrevistó a mil 200 personas cara a cara en viviendas. Días antes, el morenismo reveló el resultado de otros sondeos, los de la Asociación de Alcaldes de México. En ella, Cuitláhuac registra 30 por ciento; Chiquiyunes, 28, y Pepe Yunes, 9; a July Sheridan no la califican. El 1 de marzo, la empresa Sinopsis Opinión Pública reveló sus resultados: Yunes Márquez, 33 por ciento; Cuitláhuac García, 20; Pepe Yunes, 18, y July Sheridan, 4 por ciento. Votia es una de las encuestadoras de mayor prestigio en América Latina y sus resultados son altamente confiables. Su registro de la intención de voto en Veracruz prende focos rojos en Morena, cuyos líderes en corto externan preocupación por la falta de aplicación de su candidato, Cuitláhuac García, dedicado al baile y el mitote, la estridencia y la falta de contacto con la población. Colgarse del efecto López Obrador no da para ganar la elección. Si Votia acierta en su estimación, no sólo habrán vencido los Yunes azules sino que Andrés Manuel López Obrador, alias el Dios Peje, sufrirá un descalabro descomunal en tierra jarocha, la tercera reserva electoral de México… Sumido en el fondo del pantano, el PRI inició ya la escalada para arrebatar senadurías y diputaciones federales y locales en la elección del 1 de julio. Atestada de billetes, la maleta tiene la finalidad de destroncar a Morena. No compran el voto, pues a fin de cuentas cualquier elector promete que emitirá su voto para el PRI y termina marcando la boleta por el partido de López Obrador. Lo que compran es la voluntad del morenismo y Morena no lo advierte aún. De la “gran estafa”, las empresas fantasma cobrando millones de pesos al gobierno federal, sin realizar obra o prestar servicio o vender producto, llegan las carretadas de dinero que serán clave para modificar la intención de voto y por lo menos en el distrito Coatzacoalcos, reducir la diferencia de sufragios entre Morena y el PRIAN. Ya se muestra la maquinaria del fraude… Llamada “mitotera”, Rocío Nahle mueve a Morena para denunciar el agravio. Le gusta el mitote, dice el secretario de Desarrollo Social del gobierno de Veracruz, José Rodrigo Marín Franco. “Se dedica al mitote; no sabe hacer otra cosa”, agrega. Que “deje de hacer mitote en las redes sociales”, cuestionando al programa Veracruz Comienza Contigo, que distribuye despensas entre 700 mil familias en la entidad, dice el secretario. Y Morena se engalla. Y Morena replica. Alzan la voz las mujeres y los pejistas de bien, y los chairos mucho más. Y sí, ni la diputada federal y coordinadora de Morena en la Cámara de Diputados, Rocío Nahle, ni ninguna otra mujer debe ser tratada así. ¿Y Eva Cadena sí? Una pupila de Rocío Nahle, la ex candidata a la alcaldía de Nanchital, Esmeralda Mora Zamudio, compartió un meme en que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares tiene en sus manos un perro, pero en la cara de animal aparece el rostro de la legisladora por Las Choapas. Y los morenistas, la yihad chaira, lo festina. Y a la autora del agravio, Esmeralda Mora, que además es directora del Instituto Municipal de la Mujer de Coatzacoalcos —vaya que Carranza debe estar demente para seguir sosteniéndola ahí, sin cumplir con los requisitos que ordena la ley y con su fobia manifiesta a otra mujer—, Morena la solapa, la encubre y la defiende. Llamarle mitotera a Nahle es un insulto y un exceso, así la diputada por imitar al Dios Peje le llame a su rival de cabecera, Miguel Ángel Yunes Linares, “hampón”. Pero comparar a Eva Cadena con una perra es peor. Así de podrida la doble moral… Operadora eficaz, Idalia Gómez le allegó siempre votos al PRI. Hoy es de Tronco. Un cónclave, horas de diálogo y la ex diputada federal suplente dio el paso. Se suma a la coalición Por Veracruz al Frente, el del polémico personaje, dos veces alcalde de Las Choapas y dos veces legislador local en el distrito Coatzacoalcos Rural. Convergen en el PAN-PRD-Movimiento Ciudadano y la profesora Idalia Gómez, que es un motor de votos, que tiene una red electoral de alta efectividad, que se mueve en el magisterio, entre petroleros, en colonias y ejidos, fuera y dentro de Coatzacoalcos, apunta a ser factor en la próxima elección del 1 de julio. Renato Tronco va por la diputación federal y ahí es donde la ex regidora cobra relevancia. Las estructuras que le faltan al choapense en el distrito de Coatzacoalcos, las aporta Idalia Gómez. Con mucho, un desprendimiento que sacudirá —y le dolerá— al PRI y que habrá de impactar a Morena… Como el crótalo, el Heraldo de los Sánchez Macías vuelve a cambiar de piel. Nacieron duartistas, fueron hectoristas, se arrimaron a Miyuli, rompieron con Javier Duarte, pactaron con Yunes Márquez y se hincan ante Morena. Dinámica su moral, transita del PRI al PAN y al partido de López Obrador. Lo suyo es el partidismo, no el periodismo. Lo suyo es la propaganda, no la información. Y el aplauso. Y el silencio. Y las loas a la mano que palomea sus facturas y paga sus convenios. A Duarte le sacaron millones en publicidad y un terreno para una asociación fachada en Martínez de la Torre. A Miguel Ángel Yunes Márquez, el candidato del PAN-PRD-Movimiento Ciudadano al gobierno de Veracruz, una candidatura a la diputación federal para Eduardo Sánchez Macías. A Morena le dedica El Heraldo de Coatzacoalcos, el que jefatura Tony Macías, el suegro incómodo, desde Chiapas, su tierra natal, páginas y loas, textos soflameros y melosos de la transparencia, el compromiso social, el progreso que ha de llegar por las acciones del alcalde Víctor Manuel Carranza Rosaldo. Han de suponer que la realidad se puede inventar. Desastroso el arranque de gobierno, Carranza y Morena ya tienen doble diario oficial. Uno, Diario del Istmo, del Clan de la Succión; el otro, El Heraldo de Coatzacoalcos, que del yunismo brinca sin pudor al regazo de Morena. Viendo la tempestad Tony Macías, su hija Karime en lista de los que pisarán la cárcel, tienta al gobernador…

mussioc2@nullgmail.com

mussiocardenas_arellano@nullhotmail.com

www.mussiocardenas.com