Contraesquina Política
Por: Lic. Fernando Martínez Plascencia
28 de Marzo de 2018

 

  • Ciro Félix: Un cómplice de Duarte, a la delegación del Trabajo en Veracruz.
  • Marcos Theurel: Una mala señal de Pepe Yunes.

Se trata de exacerbar el odio en contra del PRI y de todo aquello que huela al duartismo.

Si, así es, y Miguel Ángel Yunes Linares, experto en estos temas electorales le saca toda, la mejor raja política al odio, y coraje que todavía tiene y mucho, el pueblo veracruzano en contra de todo aquello que huela a los sexenios anteriores.

Dos gobiernos que ubican a Veracruz como uno de los peores estados en materia de corrupción.

Fidel Herrera Beltrán, hoy internado, según por un derrame cerebral, digo según, porque ya sabe usted que estos malnacidos buscan siempre la forma de que el pueblo se conduela de ellos y tratar de lavar la mala imagen que tienen, y pues no dude usted que este asqueroso personaje, esté utilizando esto a su favor. Algunos de sus más cercanos colaboradores como Gabriel Alemán, están al pie de su cama para todo lo que se le ofrezca.

Sinceramente nadie le desea un mal a nadie, y mucho menos que tengan una enfermedad-deseamos que se recupere si en verdad es cierto que está enfermo- pero este despreciable ex gobernador, junto con su maldito clan de la fidelidad, en el que estaba el gordo Javier Duarte de Ochoa, uno de los peores gobernantes por obra y gracia de San Fidel, hicieron naufragar a Veracruz.

Veracruz se convirtió, por la maldita ambición de estos personajes, en tierra del crimen, y de la corrupción, un paradisiaco estado con olor a sangre. No existe la paz y la tranquilidad prometida por el actual gobernador panista. No existirá durante muchos años. Al tiempo.

Y mucho menos la encontraremos en plena etapa electoral en donde, repito, el gobernador panista busca por todos los medios acrecentar el odio y el coraje en contra de un sistema priista que dejó de funcionar desde que estas dos ratas gobernaron durante doce años.

Es válido pues, así le pese a quien le pese, lo que MAYL está haciendo, al invertir e incentivar el odio hacia quienes hicieron y deshicieron en Veracruz, robándose todo lo que pudieron, dejando, aparte de las arcas vacías, enormes deudas, convirtiendo en sus cómplices al mismo poder legislativo que todo le permitieron.

El reciente cateo y decomiso del rancho “La Cartuja” habla de esto. Se trata de mandar el mensaje de que se está trabajando en recuperar los bienes mal habidos de uno de los personajes más allegados a JDO, Arturo Bermúdez Zurita, quien pasó de “perseguir” a criminales, y ponerlos tras las rejas, a ser un prisionero más, por crímenes que hasta hoy, todavía no alcanzamos a ver de qué tamaño son, aunque tengamos una leve idea de las barbaridades que pudo haber cometido este ex servidor público, de los más íntimos de JDO, quien en el colmo de la desfachatez, llegó a decir el ex gobernante, hoy recluido como un delincuente más, que primero se iba él, antes que su secretario de seguridad pública. La historia ya la conocemos.

Ya sabemos, que en esto de lo del robo y desvíos de recursos públicos, ABZ sabe más de lo que cualquiera pudiera imaginarse.

Pero bueno, el caso es que MAYL ha dado un golpe certero a la credibilidad de los priistas que llevan a José Francisco Yunes Zorrilla como candidato a la gubernatura, al incautar y presumir que este rancho fue comprado con dinero de nuestros impuestos, dinero que no le pertenecía, es un duro golpe a un sistema estatal que, en solo doce años, colapsó.

Es cierto, lo hemos dicho, Pepe Yunes es un gran candidato, un hombre de palabra, honesto, hasta donde se sabe, pero también contribuye, con muchas acciones, a que los ataques en su contra arrecien.

Lástima, porque si Alberto Silva Ramos dejara de tener fuero antes del primero de julio, su aprehensión sería otro golpe demoledor, pero recordemos que la actual legislatura termina el último día de agosto. No se la acabaría el PRI. Y ni así entiende. Muchos que estuvieron con el corrupto de Duarte, vuelven de la mano con Pepe Yunes.

Sí, créame, tal parece que a Pepe Yunes no le interesa ganar. Pese a ser un buen candidato, repito, del PRI, permite una nueva bofetada al pueblo veracruzano, al aceptar sin decir nada, la designación de Ciro Gonzalo Félix Porras, al frente de la delegación de la Secretaría del Trabajo a nivel federal, uno de los más grandes corruptos que avaló, aprobó, siendo diputado local, todas las raterías y el enorme endeudamiento que dejó al estado, el nefasto Javier Duarte de Ochoa, hoy en la cárcel.

Es tan mala su imagen por acá en el sur, que hasta la presidencia municipal perdió cuando fue candidato, de ese tamaño el rechazo por estos lados del sur.

Lo peor es que tampoco Héctor Yunes Landa diga nada al respecto, como si estuviera de acuerdo.

No existe, por parte de los senadores hasta este momento, que a alguien de los verdaderos líderes que los están apoyando en la campaña, les hayan ayudado a colocar a algún miembro en algún cargo público importante, como el que le acaban de dar al hijo de la corrupta Lupe Porras ex alcaldesa de Minatitlán, la que inventó un puente fantasma que uniría a este municipio con la isla de Capoacan, que nunca construyó, pero los más de 100 millones de pesos que le prestó BANOBRAS al municipio si los desapareció, a través de una empresa, propiedad de su yerno, el corrupto, ex alcalde de Coatzacoalcos, Marcos Theurel, sin que hasta el día de hoy se sepa de alguna responsabilidad en su contra, claro, eran los tiempos del duartismo y se tapaban con la misma cobija.

Y si no bastó el enojo, el coraje y la indignación que acarreó el nombramiento del corrupto Ciro Félix Porras, ex diputado local, cómplice de las raterías de Javier Duarte, hijo de la peor ex alcaldesa de Minatitlán, la que dejó las arcas vacías de dicho municipio, agárrese, ahora toma posesión otro pillo de siete suelas en la API de Coatzacoalcos, Como le quedo el ojo? ¿Cuadrado? El nefasto cuñado de Ciro Félix Porras y yerno de la ladrona Lupe Porras, es el nuevo titular. Tal parece que vienen por la revancha porque no los dejaron robar bien durante el tiempo en que fueron servidores públicos. Que asco. Este asqueroso clan familiar tiene mucha hambre, y nuevamente los veremos saquear los recursos de este importante Puerto de Altura de la mano de Pepe Yunes.

Todavía no sabemos dónde quedará o que papel jugará la lupilla Félix, “esposa” del nuevo director de la API.

El bipolar Marcos Theurel Cotero, de pésimos antecedentes, está considerado como uno de los peores ex alcaldes de Coatzacoalcos, agresivo y madreador con quien se le ponga enfrente, dejó una estela de deudas, y enemigos por doquier.

Marcos Theurel es el mismo que recibió por parte de su suegra, la Lupe Porras, a través de su empresa Secort Construcciones, cuando era secretario de obras públicas de Fidel Herrera, los más de cien millones de pesos que se utilizarían para dicha construcción del puente, ahora tratará-seguramente lo conseguirá- de incrementar su mal habida fortuna con los miles de millones de pesos que maneja la Administración Portuaria. Dijera el filósofo “No tiene llenadera”.

Y si Pepe y Héctor Yunes no dicen nada, es porque seguramente algo tienen que ver en dichos nombramientos, y se han convertido en cómplices de estos despreciables personajes. A menos que sea tío fide, que para el caso es lo mismo.

Vaya desprestigio que sigue ofertando este régimen putrefacto priista. Una muy mala señal que envía el candidato del PRI al gobierno del estado. Seguramente le traerá consecuencias.

Ante esto….Como ayuDuarte pepeyu?.