Nogales- 2018-03-1513:40:05- Imagen del Golfo/ Un policía de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado muerto; 10 heridos, entre ellos cinco uniformados de la Fuerza Civil, y cinco civiles; daños materiales en unidades oficiales y una camioneta particular de carga, así como un intenso operativo de fuerzas estatales y federales, es el saldo de un enfrentamiento entre lugareños de los municipios de Acultzingo y Nogales con elementos de la SSP, a quienes acusan de robo.

Se conoce que los elementos de seguridad realizaban un operativo y decomiso de mercancía robada de trenes de carga en una casa de seguridad propiedad de los presuntos asalta- trenes, pero los “afectados” se enojaron y retuvieron a cuatro uniformados para después acusarlos de robo y exhibirlos sobre la carretera federal en el tramo Ojo Zarco-Tecamalucan.

 

Cubiertos del rostro, armados con piedras, palos, tubos, machetes, un centenar de campesinos se apoderaron de dos unidades oficiales de la Fuerza Civil, mismos que arribaron al lugar para intentar liberar a sus homólogos que los mantenían retenidos al ser señalados de robo.

 

 

Hechos

 

De acuerdo a las diversas versiones que se dieron, se conoce que en punto de las 12:00 horas de este jueves, elementos de la Fuerza Civil destacamentados en la Base de Operaciones Mixtas en Coxolitla de Abajo, realizaban un operativo de decomiso de mercancía que había sido robada de los trenes del ferrocarril y que era comercializada a plena luz del día sobre la carretera federal.

Al ser sorprendidos por los supuestos afectados fueron retenidos y desarmados, por lo que al lugar arribaron dos unidades más en refuerzo pero estos igual fueron sometidos, apoderándose así de tres unidades oficiales de la Fuerza Civil.

Otra versión que también trascendió fue que los elementos de la FC montaron un retén sobre la carretera federal 150 Orizaba-Tehuacán, justo a la altura de la localidad de Ojo Zarco perteneciente al municipio de Nogales, en donde detuvieron un vehículo de carga con personas sospechosas y cargado con cisternas y bidones de hidrocarburo de dudosa procedencia.

 

Se habla que al verse descubiertos y detenidos por las fuerzas del orden, los presuntos huachicoleros alertaron a los lugareños y estos fueron liberados por la misma ciudadanía, para posteriormente retener a los elementos policiacos de la SSP y ser acusados de intentar robar una llanta de mencionada unidad.

 

Al filo de las 12:30 horas, los habitantes cerraron en su totalidad la carretera federal e iniciaron una marcha con los uniformados caminando y cargando una llanta, así como con las unidades oficiales y particulares en el tramo carretero Ciudad Mendoza-Tecamalucan-Acultzingo

 

Durante el camino, con los altavoces de las unidades de la FC, los lugareños acusaban a los uniformados de robo, y justo al llegar al lugar conocido como los campos de Ahuaxinola, los campiras y los uniformados se enfrentaron a golpes y con las armas que tenían en su poder, dándole muerte a un elemento de la Fuerza Civil y abandonando a uno más gravemente herido, al cual le quietaron el uniforme.

 

Durante el enfrentamiento una camioneta oficial de la Fuerza Civil, debido al exceso de velocidad en que viajaba, chocó de manera frontal contra una camioneta Ford color verde cargada con frutas y verduras, resultando tres elementos lesionados y tres ciudadanos más, mismos que fueron trasladados de urgencia al Hospital Regional de Rio Blanco.

 

Alrededor de las 15:00 horas una docena de unidades con elementos antimotines de la Secretaria de Seguridad Pública del Estado, Marina Armada de México, Policía Federal y Ministerial, así como de la Secretaria de la Defensa Nacional, se concentraron en el lugar conocido como el Rincón de las Doncellas con la finalidad de ingresar a la zona del enfrentamiento custodiando al personal de la Fiscalía Regional de Justicia del distrito 15, quienes iban acompañados por efectivos de la Dirección de Servicios Periciales, para realizar las diligencias correspondientes, integrar una carpeta de investigación y ordenar el levantamiento del cadáver, mismo que se encuentra en calidad de desconocido.

 

Cabe agregar que las camionetas dañadas, una de la FC por impactos de bala y dos por el encontronazo, fueron remolcadas al corralón oficial hasta el deslinde de responsabilidades.