Redacción / El diseñador de moda Hubert de Givenchy, leyenda de la alta costura, falleció a los 91 años, anunció este lunes su pareja en un comunicado.

“El señor De Givenchy falleció mientras dormía el sábado 10 de marzo de 2018”, informó el también diseñador Philippe Venet.

“Sus sobrinos y sobrinas comparten su dolor. Las exequias se celebrarán en la más estricta intimidad”, agregó.

Hubert Taffin de Givenchy, padre de la marca Givenchy, nació en el seno de una familia protestante. Se crió en Beauvais, donde su abuelo poseía una fábrica de tapices en la que además coleccionaba telas, muebles y otro tipo de objetos típicos de la época. Según él mismo, siempre quiso dedicarse al mundo de la moda, pero era una profesión mal vista por aquel entonces. Al acabar la guerra decidió emanciparse de la influencia familiar y se trasladó a París con el firme propósito de convertirse en costurero.

Formado al filo de las agujas de Robert Piguet, Lucien Lelong y hasta de la mismísima Elsa Schiaparelli, al poco de aterrizar en la capital francesa abrió su propio taller y tres o cuatro años más tarde conoció a Cristóbal Balenciaga, un gran amigo del que se declaría un absoluto admirador. Hubert reconocería al de Guetaria como fuente de inspiración. De él heredó una forma de hacer y de entender la Costura, una forma que se caracteriza por ser el súmmum de la elegancia.

A finales de los años ochenta, la marca pasa a manos del grupo LVMH y poco después Hubert deja su cargo de director creativo y es remplazado por John Galliano. Tras Galliano llegó McQueen y tras él, el que fuera, hasta hace poco, diseñador de la maison, el italiano Riccardo Tisci. Su heredero hablaba maravillas de su primer encuentro con Hubert: “Me pareció la persona más maja del mundo. Vio que era sincero y que quería lo mejor para la casa, que no había venido a destruirla, sino a intentar que tuviera éxito. Hablamos de todo: del corazón, de las flores, de Italia -porque le encanta Italia y hasta tiene una casa en Venecia-… de muchas cosas. Al final de ese intenso desayuno (para mí, no para él, por supuesto), me dijo: “Te voy a decir una cosa. No importa lo que hagas, pero sé tú mismo”’. La encargada de suceder a Tisci en el cargo sería Clare Waight Keller, anteriormente al frente de Chloé.

El creador del vestuario de películas tan míticas como Desayuno con diamantesCómo robar un millón (ambas protagonizadas por Hepburn), fallecía a los 91 años de edad. “Monsieur de Givenchy murió mientras dormía el sábado 10 de marzo de 2018. Sus sobrinos y sobrinas y sus hijos comparten su dolor”, anunciaba su compañero, el también diseñador de moda Philippe Venet.

Con información de Vogue