Oportunismo político puro…
Por Joel Hurtado Ramón

 

Miembro honorario de la Corriente Crítica Democratizadora del PRI, porque no cobra un solo peso, igual que los demás.

Jamás me hubiera imaginado, que, en estos tiempos de confusión y locura, tantos políticos ex priistas corruptos, asi como ex panistas también,  porque en todas partes se cuecen habas y lentejas, estuvieran empobreciendo, no enriqueciendo, porque no tienen nada de valor moral que aportar, a diverso partidos políticos, enemigos acérrimos de la casa que los parió. Oportunismo político puro pues.

Y jamás me hubiera imaginado que esos mismos, hablando de los  expriistas corruptos, fueran ahora los más furibundos descalificadores   del  monstruo   que ellos mismo crearon, me refiero al monstruo de la corrupción y la impunidad.

Ellos fueron los que pudrieron al institucional, y  cuando vieron que el monstruo agonizaba, no   dando para más, aquejado por tantas enfermedades cancerígenas  que le inocularon, cínicamente y sin escrúpulo alguno, no se le puede pedir peras al olmo, se fueron con las talegas rebosantes de dinero mal habido, llenos de contentos a donde siniestramente los acogieron, porque son iguales o peores que ellos, quizá porque sus raíces son las mismas.

Algunos analistas han escrito que el problema del PRI fue que no formó nuevos cuadros, no, si los formó, hablando de Veracruz,  pregúntenle a  Fidel; el único y gran problema es que fueron mal forjados, mal enseñados y salieron excelentes discípulos, con lo bien aprendido, paradójicamente, de lo mal enseñado, válgame la redundancia y el galimatías, y por lo tanto mucho más corruptos, Duarte no es el único que debiera de estar en la carcel, todavía le falta mucha compañía solo que sus cómplices en libertad, han negociado hasta con el diablo, y créanme que esto no es literal, con tal de seguir impunes, puro vomito negro señoras y señoras…

Pues bien “crímenes son del tiempo y no de España”, diría  un deshonesto observador del acontecer social de aquellos viejos tiempos de la conquista, y  crímenes son del tiempo y no del PRI,  aun cuando yo si le agregaría la mano negra de los que lo empinaron, porque son muy  recientes los acontecimientos, y los actores de los mismos andan por ahí  deambulando y negociando, porque la cloaca está vigente y pareciera   no tener fecha de caducidad.

Sin embargo como no todo está podrido en Dinamarca, habemos quienes pensamos, con ingenuidad e inocencia,  ahí está la Corriente Crítica Democratizadora,  que quizá con una terapia radical y agresiva, mucha fe , y apostándole al milagro, quizá  el enfermo pueda sanar, aun cuando no a corto plazo, pero si a mediano y largo plazo, Hong Kong era un enfermo mucho más grave y sanó; ahora es una de las ciudades más honestas del mundo, y perdónenme la comparación ya que me refiero al padecimiento y no al cuerpo.

De ganar Meade, el sanador escogido para tal tarea a nivel nacional, pues a la distancia le veo con muchas posibilidades de salir triunfador, sin tomar en cuenta que el peje ya se asume presidente después de una inercia de 18 en campaña, con los seis de su gobierno tempranero, madrugador siempre ha sido; decía yo que Meade si tiene posibilidades de salir adelante, porque a pesar de que solo tiene unos cuantos meses de promocionarse, millones de mexicanos, ya lo vemos con los tamaños suficientes para ponerle el cascabel al peje, perdón al gato, pésele a quien le pese, tomando en cuenta a los optimistas del bando contrario, así como a los pesimistas de afuera y  de adentro.

 Para la curación total, una vez en la presidencia donde lo veo, Meade debe comenzar tirando  ya, al baúl de los recuerdos, el nombre del PRI, como lo  hizo Lázaro Cárdenas en su momento y Miguel Alemán el viejo en el suyo, quienes lo fueron adecuando a sus nuevos tiempos. Propongo como aportación Partido Social Demócrata, porque el proponer no me perjudica tomando en cuenta que son pocas las neuronas que pongo a funcionar.

Además de cumplir con todas sus promesas de campaña, como lo es la pérdida del fuero para todos los funcionarios menores y mayores, carcel para los corruptos y la requisición de todas las fortunas mal habidas  y ya en la carcel capacitarlos como jardineros, tal como hicieron en China con el último emperador, yo propondría la pena de muerte,   pero no quiero parecer muy radical, lo que si pienso es que a grandes males grandes remedios.

Otro si digo, que en el supuesto caso de que Meade ganara la presidencia, a los traidores  no se les debe perdonar jamás,  en absoluto, porque conchudos como son van a querer seguir mamando del presupuesto federal , para tal cumplimiento se debe expulsar ipso facto a todos los que, como ratas, están abandonando el barco que consideran ya hundido y sin salvación alguna.

Recuerdo que cuando a Trump  muy pocas personas pensaban que ganaría  yo fui una de ellas, quedando escrito, después de un análisis de la situación electoral que se estaba viviendo en el momento…

Es cuanto por el momento porque esta historia continuará…