El surgimiento del PRD en 1989 espoleó al PAN para adoptar una estrategia diferente a la que tradicionalmente habían aplicado de doctrinaria y de protesta. Pero los resultados electorales de 1988 y 1991 trajeron como consecuencia la necesidad del gobierno salinista de apoyarse con votos en el Congreso Federal y realizar las reformas constitucionales necesarias; allí estuvo el PAN, que adoptó la estrategia del gradualismo para alcanzar el Poder, mientras el PRD confiaba en derrocar al Sistema desapareciendo al PRI. La lectura correcta de las circunstancias fue la del PAN que logró la presidencia en 2000 logrando la alternancia. Sin embargo, la ciudadanía aún no hace la tercia definitiva con los partidos y termina por reflejarlo en las urnas. En las elecciones presidenciales de 2006 y 2012, no votó el 40 por ciento del padrón electoral ojala el 1 de julio se incremente la votación.