Xalapa, Ver. a 14 de marzo de 2018. /Redacción Sociedad 3.0

La empresa Petróleos Mexicanos ha ido en declive en la entidad veracruzana y de manera cautelosa se ha ido de apoco, como se percibe actualmente en la plata petroleoquímica “Escolín” en Poza Rica, el cese de este lugar de trabajo perjudico  más de mil fuentes de empleos, cabe resaltar que el espacio tiene posibilidades de ractivarse, sin embargo las autoridades no tienen interés alguno en el tema, tal parece que la reforma energética ha venido debilitando la industria por favorecer a las compañías extranjeras lo cual pone en riesgo a 90  mil empleados activos.

Así es como lo manifiestaron los integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores Técnicos y Profesionistas de Pemex, quienes reconocen que el número de jubilados ya supera los 120 mil,  por lo que es necesaria una segunda expropiación petrolera; la importancia de esta planta de Pemex que  producía 160 mil toneladas de poliestireno al año, una materia prima para más de 700 productos industriales y que era el sustento económico para más de mil 500 familias pozarricenses y de la región, esta quedando en el olvido por el gobierno federal que ahora se encuentra ocupado atendiendo y abriendo paso a empresas extranjeras como  la de Etileno Siglo XXI que maneja la empresa brasileña Braskem Idesa, vinculada con Odebrecth-Ingenieria, acusada de sobornos.

Ante este fenómeno de crisis empresarial, los integrantes del UNTYPP piden a los trabajadores de petróleos mexicanos activos y no activos se sumen al movimiento para exigir a las autoridades mantener los espacios laborales y parar con el debilitamiento de el sector energético.