México- 2018-03-2809:52:40- El Economista / Las grandes petroleras europeas están llegando a las aguas poco profundas del Golfo de México mientras el país se apresura por atraer inversiones antes de las elecciones presidenciales.

 

El gigante angloholandés Royal Dutch Shell, la británica BP, la francesa Total, Eni de Italia, Repsol de España, la rusa Lukoil y DEA Deutsche Erdoel de Alemania son empresas que ganaron bloques, algunas de ellas en asociación con la estatal Petróleos Mexicanos. Entre las ausencias notables destacaron Exxon Mobil y Chevron de Estados Unidos, que lograron prospecciones de aguas profundas en una ronda previa.

 

México está tratando de atraer la mayor inversión de petróleo posible antes de que el presidente que transformó la industria energética del país, Enrique Peña Nieto, sea reemplazado en diciembre. El país ha otorgado más de 100 contratos de desarrollo petrolero desde que comenzara la reforma energética en 2013, la cual puso fin al monopolio de Pemex.

 

“Fue una licitación exitosa dado que fue posible adjudicar bloques en múltiples cuencas”, dijo Pablo Medina, vicepresidente de Welligence, consultora de petróleo en Houston centrada en América Latina. “A pesar de que hubo una fuerte competencia en el sur, la mitad de los bloques otorgados se encontraban en otras regiones”.

 

La Comisión Nacional de Hidrocarburos de México adjudicó 16 contratos de producción compartida en la licitación del martes. Éstos cubren recursos prospectivos estimados al equivalente de 513 millones de barriles de crudo, según la Secretaría de Energía.

 

Se adjudicaron ocho bloques en la cuenca sudeste, rica en petróleo, a lo largo de las costas de los estados de Veracruz, Tabasco y Campeche a grupos que incluían a Shell, Eni, Lukoil, Pemex, Total, DEA Deutsche, Pan American Energy, Premier Oil Plc y Sapura Energy Bhd de Malasia.

 

En la cuenca de Burgos, frente al puerto de Tampico, se adjudicaron dos bloques a Repsol, mientras que otros dos fueron para Premier Oil. Un grupo compuesto por Pemex, DEA Deutsche y Cia. Española de Petróleos, o Cepsa, ganó dos bloques que forman parte de la cuenca Tampico-Misantla y Veracruz frente a la costa del estado de Veracruz. Pemex y Cepsa ganaron otros dos en esa zona conjuntamente.

 

El secretario de Energía de México, Pedro Joaquín Coldwell, dijo que estaba muy contento de que Pemex estuviera avanzando en la dirección de las asociaciones para mejorar la producción de crudo. México espera superar una tasa de éxito del 25% en las próximas dos subastas de bloques de exploración de petróleo y gas de esquisto y otras áreas en tierra, manifestó.

 

Las próximas licitaciones se llevarán a cabo antes de que concluya la Administración de Peña Nieto, una medida que llega antes de las elecciones presidenciales del 1 de julio. El candidato izquierdista de la oposición Andrés Manuel López Obrador, que podría ganar los comicios, ha dicho que tiene previsto detener las subastas de petróleo si resulta elegido.