Cuando se publicó por vez primera que la ASF había encontrado serias desviaciones de recursos en la Secretaría de Desarrollo Social cuando su titular era Rosario Robles, ella acudió a un programa de noticias a asegurar que nada era verdad, que era la primera interesada en que se investigara el caso, nada había que ocultar. Fue convincente, sin embargo quedó la duda porque esa misma actitud la adoptaron Cesar Duarte y Javier Duarte cuando se les acusaba de corrupción, ¿quién no recuerda a Javier Duarte ante las cámaras de televisión asegurar plena inocencia? En el caso de Rosario Robles se sabe que la procuraduría General de la República integra carpetas de investigación, en lo que será seguramente tema recurrente en el actual proceso electoral, y lo que resulte.