Política al Día
Atticuss Licona

En el PRI nacional están encendidos los focos rojos por Veracruz. El CEN tiene un análisis puntual del estado y detecta que si hoy fueran las elecciones ni Pepe Meade ni Pepe Yunes ganarían en Veracruz. Una de las principales razones de ello es lo fraccionado del voto pues al no haberse logrado la coalición total entre PRI, Verde y Nueva Alianza, hay confusión entre la militancia.

Esta mañana el Senador Héctor Yunes Landa, coordinador de campaña de Pepe Meade, me confirmó en entrevista exclusiva que “está acordada la coalición de Nueva Alianza, PRI y Verde, para el Senado”, cosa que hasta el momento no se había podido concretar. Con esto, estaría dándose la coalición para todo lo federal incluyendo Presidencia, Senado y diputados federales.

A los priistas no les conviene ir fraccionados pues se confundiría el electorado, por lo que siguen presionando en las altas esferas para que la coalición sea total (incluyendo Gobernador y diputados locales). Ahora mismo se buscan los resquicios legales para librar el principio jurídico de “definitividad” que impediría que Nueva Alianza se una en la coalición estatal. De lograrse la coalición total, el PRI y Verde estiman poder sumar los 220 mil votos que obtuvo el partido turquesa en las pasadas elecciones municipales, lo que les daría un piso de 900 mil votos aproximadamente y lo que daría amplias posibilidades de disputar el triunfo.

Pero, como siempre hay un pero.

Un sabio político dijo alguna vez que “la política se debe hacer de la periferia al centro” y no al revés. Las negociaciones para una coalición total se siguen maquinando en el CEN de los partidos sin tomar en cuenta a los líderes estatales ni el sentir en Veracruz. Vayamos por partes:

UNO. COALICIÓN FEDERAL. Al día de hoy la coalición para el Senado y diputaciones federales no está registrada ante el INE y Nueva Alianza -hoy- va solo. Para que se unan, los turquesa han pedido la posición 2 de la fórmula al Senado, y hábilmente los priistas quieren vender la idea que Juan Nicolás Callejas Roldán (por ser maestro) sería la posición tanto del PRI como de Nueva Alianza. Hoy mismo Héctor Yunes me dijo “Juan Nicolás Callejas encabeza las dos fórmulas, como parte de un acuerdo con Nueva Alianza”. No obstante esto no lo ven así en Nueva Alianza; con Callejas hay estima, pero saben que es posición del PRI. Nueva Alianza Veracruz quiere que la segunda fórmula sea encabezada por Maricarmen Rizo o por Mérida Mar, a lo que el PRI se resiste pues tendrían que bajar a Maru Pinete Vargas.

DOS. COALICIÓN ESTATAL. Los 17 alcaldes de Nueva Alianza que le dieron cerca de 220 mil votos en el 2017, no necesariamente estarían de acuerdo en sumarse en caso que la coalición se hiciera total. Se sabe que aunque algunos han externado simpatías con MORENA, no apoyarían a ese partido pero tampoco lo harían con el PRI-Verde pues gran parte de los alcaldes fueron emanados de la sociedad civil y no están muy convencidos de esa coalición. Hoy, las fuerzas locales turquesa están más cómodos yendo en solitario. Por lo tanto, se estima que de esos 220 mil votos, alrededor de unos 150 mil podrían esfumarse y no quedarían ni en manos de MORENA ni del PRI-Verde.

TRES. GUBERNATURA. Por último, está el tema de July Sheridan, quien apenas la semana pasada tomó protesta ante Nueva Alianza como su candidata a gobernadora. July ha crecido, poco pero ha crecido, y tiene al momento entre un 4-5% de intención del voto. Ese porcentaje que representa entre 120 a 150 mil votos es el que ven con apetito en el PRI y quieren sumarlo a Pepe. Pero el problema persiste, no todas las fuerzas de Nueva Alianza están dispuestas a entrarle al toro.

¿Qué pasará al final? Pronto lo sabremos pues hoy todo puede pasar. De entrada parece factible y viable que la coalición se dé para Presidente, Senado y diputados federales como lo advirtió hoy Héctor Yunes, pues para ello solo basta que se negocie bien.

Sin embargo, lo que se ve complicado y que de lograrse podría tener resultados catastróficos, es que la coalición sea total pues a estas alturas esos 150 mil votos que le comenté que quedarían volando y que no se irían ni a Morena ni al PRI-Verde, saque usted cuentas a qué partido se dirigirían.

El PRI se demoró demasiado en amarrar. Estamos a menos de un mes de que comiencen las campañas y es el día que sigue envuelto en indefiniciones. A estas alturas, aunque el PRI gane un partido más para su coalición, en realidad, perdería. La coalición total es una bomba, que si no se maneja adecuadamente podría estallar en las manos.

@atticuss1910

atticusslicona@nullgmail.com