Xalapa- 2018-03-0219:23:03- Jesús Ruiz/ Un tribunal colegiado ratificó el auto de formal prisión contra Marcos Conde Hernández, exdelegado de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), en Tierra Blanca.

Dicho exfuncionario se encuentra actualmente preso en un penal de máxima seguridad en Durango, y con él siete elementos más e integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Cabe recordar que el exfuncionario fue detenido por haber privado de su libertad a cinco jóvenes y entregarlos a un grupo criminal, por lo que seguirá preso y en espera de su sentencia.

Conde Hernández es una pieza clave en el juicio que se lleva a cabo contra Arturo Bermúdez Zurita y otros mandos por el mismo delito.

Esto ya que representa parte de la política sistemática de desaparición forzada implementada por la SSP.

La ratificación del auto de formal prisión se desprende del juicio de amparo 96/2016, promovido contra el auto de formal prisión, radicado en el Juzgado Cuarto de Distrito, donde se determinó que dicha acción tenía sustento jurídico.

Ante esta resolución, la defensa de Conde Hernández promovió recurso de revisión ante el Primer Tribunal Colegiado de Circuito, radicándose en el toca 3/2018, mismo que resolvió este jueves que la inconformidad es infundada, ratificando una vez más la legalidad del auto de formal prisión.

Cabe recordar que el 11 de enero de 2016, los jóvenes José Benítez de la O, Bernardo Benítez Arróniz, Alfredo González Díaz, Mario Arturo Orozco Sánchez y Susana Tapia Garibo, menor de edad, fueron detenidos por la SSP y entregados a un grupo de la delincuencia organizada.

En octubre de 2016, las autoridades detuvieron a Miguel Saldaña García, alias “el craner”, supuesto integrante del Cartel de Jalisco Nueva Generación, último de los implicados en el caso, aunque la búsqueda de los jóvenes concluyó en junio de ese año.

Actualmente hay 19 personas detenidas por este caso. Se trata de ocho ex agentes de la Secretaría de Seguridad Pública, entre ellos un jefe policiaco y de 11 presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Entre las víctimas figura una adolescente de 16 años, además de cuatro varones de entre 24 y 27 años. Los restos de uno de ellos fueron localizados posteriormente en un rancho del municipio de Tlalixcoyan, donde la Fiscalía de Veracruz descubrió que habían sido asesinados y quemados.

El 15 de junio de 2016, las autoridades estatales y federales dieron por concluida la búsqueda de los cinco jóvenes, que según los testimonios de los mismos policías e implicados, fueron quemados y triturados para desaparecer sus rastros.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO