Informe Rojo

Mussio Cárdenas

* Andanada mediática contra Anaya  * Y era el único que podía alcanzar a AMLO  * Sin acuerdo de cabildo, Carranza renta camiones recolectores  * No licitó compra arrendamiento  * Tribunal ata al fiscal  * Otra opción para basurero  * Que cayó El Cubano  * Abogado-fraude era Ministerio Público  * Y debía tres materias en la UV

Bajo fuego priista, Ricardo Anaya vuelve a ser el rufián imberbe, el de la fundaciones fachada, el del desvío de recursos públicos, el del lavado de dinero y la triangulación de fondos en el extranjero, el traidor de rostro hipócrita que no debe gobernar a México. Así se destroza el PRI-AN.

Y así ríe López Obrador.

Le dan con todo los priistas, con su prensa, en las redes sociales, aquellos que le aplaudían cuando el entonces líder cameral panista elogiaba la reforma energética y daba línea para aprobar el Pacto por México de Enrique Peña Nieto.

Lo tildan de corrupto y tramposo, sea por arrebatar una candidatura al calderonismo decrépito y sumido en el alcohol y provocar la división del partido azul, sea por los moches en el Congreso, la familia viviendo en el extranjero o los grandes negocios al amparo del poder.

Ya no es Ricardo Anaya el aliado que habló por ellos avizorando que la reforma energética del presidente Peña Nieto era una panacea en la que “no me cabe duda” detonaría el progreso, bajarían las gasolinas, disminuiría el precio de la energía eléctrica. Con ese rollo falaz justificó el voto de su bancada para abrir ese sector al capital privado mexicano y extranjero.

Fue útil mientras no sumía en fondo al PRI, mientras no alejaba al salinismo, camuflajeado como peñismo, de la posibilidad de retener la presidencia y preservar el esquema de desigualdad que distingue al neoliberalismo, concentrando la riqueza en un puñado de ladrones y la pobreza en la gran masa de la población.

Una vez que los rebasó, se volvió un peligro para el PRI.

Disparado en la intención de voto, Ricardo Anaya es el único que puede alcanzar a Andrés Manuel López Obrador. Creció de noviembre a febrero 6 por ciento, de 19 a 25 puntos, según la encuesta del periódico Reforma. El candidato presidencial de Morena también, pero sólo del 31 al 33, y José Antonio Meade se desploma del 17 al 14 por ciento en la preferencia electoral.

Y ahí ya no le gustó a los capos del PRI.

Sólo Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente, integrada por PAN-PRD-Movimiento Ciudadano, podría cerrar la elección y arrebatarla al Dios Peje, el candidato de Morena, reeditando la tragedia de 2006, cuando López Obrador cometió errores —Bejarano, “ya cállate chachalaca”, la operación de Yunes y Elba Esther con los gobernadores priistas— perdió sus 15 puntos de ventaja y amaneció con que Felipe Calderón ya le había robado la silla presidencial.

Meade no cuenta ya. Vinculado a la corrupción de sus célebres líderes, los Duarte, los Peña, los Beltrones, la Rosario, los Gamboa, los Moreira, los Ochoa, los Fideles, el PRI se desgrana por todo el país. Y eso le duele a priismo.

Sus gobernadores ya no operan. En Chiapas, el Partido Verde se rebela ante la imposición de Albores Gleason y se va sólo, llevándose el millón de votos que serían para José Antonio Meade en la presidencial.

Pierde el PRI en la intención de voto de todas las gubernaturas en disputa. Más de medio país es operado por gobernadores del PAN y PRD, en gobiernos de coalición o no. 11 son panistas y cinco perredistas. El PRI detenta 14 y uno del Partido Verde. Uno independiente, Jaime Rodríguez, “El Bronco”, hoy candidato independiente a la presidencia, es gobernador de Nuevo León.

Bajar a Anaya es la apuesta. Y el priismo lanza metralla, embestidas mediáticas, más que jurídicas, evidenciando que el candidato de Por México al Frente es tan o más corrupto que la banda del PRI.

Un golpe lo da El Universal, que lo mismo le surte a Morena que al PAN. Su tesis es que Ricardo Anaya es corrupto por no justificar su vida de junior, la estadía de su esposa e hijos en Estados Unidos, los depósitos enviados mes con mes al extranjero.

Le respondió Ricardo Anaya con números y declaraciones fiscales, la operación del terreno en el parque inmobilario donde luego construyó una nave industrial, la hipoteca de su casa para obtener fondos y un crédito bancario para financiar la obra. De la renta de locales comerciales, soporta su tren de vida. Pero ni así evita la persecución de sus ex aliados.

Año y medio después, el PRI revuelca el argumento e implica a uno de los empresarios de la compraventa del terreno. La Procuraduría General de la República difunde la versión de dos abogados sin rostro y sin nombre que acusan al candidato presidencial del PAN-PRD-Movimiento Ciudadano de triangular recursos privados, de amenazas de muerte, de intimidación. Y la PGR de Peña Nieto revela que la empresa usada para el tránsito de los recursos es “empresa fantasma”.

Ricardo Anaya se defiende. Es mediático, dice. Jurídicamente no hay nada. No es lavado de dinero. No triangula recursos públicos cuando que esa operación es privada. Tiene declarados los ingresos y la utilidad de la compraventa. Muestra sus declaraiones fiscales. Y así sus dichos en las redes sociales y en los medios.

Electoralmente en la lona, el PRI y José Antonio Meade, Peña Nieto y su PGR, el viejo PRI y el nuevo PRI que para el caso son la misma basura, despeñan a su otrora aliado, lo tildan de corrupto y mañoso, de traidor y falaz, buscando tumbarlo del segundo sitio en preferencia electoral. Han de suponer que a Meade le alcanzará para destronar a López Obrador.

Y AMLo sólo ve cómo se destrozan.

De la pifia priista y sus efectos en la elección presidencial del 1 de julio, dice el analista Macario Schettino:

“En 2012, los mexicanos decidieron darle una nueva oportunidad a este partido, que desperdició en el intento de restaurar al PRI de los noventa, en condiciones muy diferentes, dando como resultado la explosión de inseguridad y corrupción que hoy vivimos.

“Hoy, como en 2006, es importante que pierda López Obrador. Como lo comentamos la semana pasada, su proyecto es restaurar al PRI de los setenta, que tendría resultados incluso peores que los actuales. Potencialmente catastróficos”.

Y agrega:

“Es posible que Anaya tenga flancos vulnerables que hoy no conocemos, y seguramente sus adversarios buscarán explotarlos. Está muy bien, como le decía, porque necesitamos conocer bien a candidatos y equipos. Por el momento, no veo delito, ni mucho menos algo comparable a Napoleón, Nestora, Elba o el abuso de confianza a familiares y accionistas por el que es conocido Alfonso Romo. No digamos la demencia de Javier Duarte, César Duarte, Yarrington, Borge, o la ‘estafa maestra’ (las empresas fantasma creadas por Peña Nieto y su pandilla para saquear al erario público federal).

“México tiene hoy dos problemas de fondo: corrupción e inseguridad. Resolverlos implica construir un nuevo acuerdo político que dé sustento a un verdadero Estado de derecho. Eso no lo va a hacer ni el PRI de los noventa ni el PRI de los setenta. Por eso tiene sentido el Frente por México, y por eso, el candidato es Anaya”.

Pablo Hiriart, en su columna Uso de Razón, propriista como es, apunta cómo el PRI ayuda a López Obrador a consolidarse, golpeando a Anaya. Y avizora la extinción del PRI:

“Podríamos llenar páginas completas con las barbaridades que ha planteado López Obrador en estas semanas, y no ha habido respuesta de parte del PRI.

“Olvidan que si López Obrador gana la presidencia van a desaparecer, porque se trata de un priista del paleolítico que sabe cómo hablarles a las bases de ese partido, y qué ofrecerles a los cuadros directivos.

“El PRI puede morir en julio porque López Obrador les va a absorber a todos sus cuadros regionales y desde luego a su militancia: tendrá qué repartir.

“Si el PRI se espera a rebasar a Anaya para bajar a AMLO, va a ser demasiado tarde cuando busquen el voto útil: López Obrador se habrá consolidado.

“Se entiende que tengan como prioridad rebasar al candidato del Frente, pero no pueden dejar que se les escape AMLO. Después no habrá tiempo para bajarlo”.

Luego afirma:

“El segundo lugar no sirve, pero insisten en enfocarse a conquistar la medalla de plata, y tal vez se la lleven. ¿Para qué?

“A este paso, sí, el PRI puede morir en julio”.

Y va a morir. Y el PAN igual.

Ríe, pues, López Obrador. El PRI le hace el trabajo de vapulear a Ricardo Anaya, de frenar su avance, de frustrar la única opción que podría impedir que Morena llegue al poder, con su mafia del poder ya santificada por el Dios Peje.

Si al PRI le funciona, AMLO será presidente.

Técnicamente ya lo logró.

Archivo muerto

Hecho bolas, como siempre, el alcalde Carranza se ahorra 3 millones de pesos bajando salarios, y sin licitación, a espaldas de la ley, renta camiones recolectores de basura y volteos, desplazando mano de obra sindical, pagando casi 2 millones a una empresa “de cuyo nombre no quiero acordarme” y a contratistas del transporte. De su conflicto con el Sindicato de Empleados al Setvicio del Municipio de Coatzacoalcos —o SUEM— le resultan una cascada de demandas laborales, la suspensión de su reingeniería salarial y recorte de personal, y acciones penales contra cuatro funcionarios y el cabildo por abuso de autoridad —obvio que los regidores que no lo han secundado se van a eximir de responsabilidad—. Por ahorrarse 3 millones de pesos mensuales en el pago de nómina, Víctor Carranza se metió en el pantano del que no puede salir. Y por rentar 20 camiones de volteo para la recolección de basura, pese a estar containdicados, paga un millón 400 mil pesos al mes, más 350 mil por las unidades compactadoras, algunas estacionadas afuera del hotel Los Andes, donde pernoctan y disponen de alimentos los conductores y macheteros encargados de los camiones arrendados, otros 400 mil pesos mensuales. Y todavía cuenta el edil de Coatzacoalcos que ya está amarrada la compra de 10 unidades recolectoras. ¿Y en qué momento se licitó la adquisición, como señala la ley? ¿En qué momento el cabildo aprobó la renta de volteos y unidades recolectoras, estas últimas traídas del Estado de México? No hubo acuerdo de cabildo y eso viola la ley. Carranza aduce que por tratarse de una situación de emergencia, tenía facultades para rentar. Su percepción es errónea. Tuvo seis meses, desde que ganó la elección, para preparar un plan de contingencia, licitando con la venia del cabildo. Pero prefirió dar el golpe, beneficiar a una empresa cuyo nombre mantiene en resguardo, beneficiando a contratistas ajenos a Veracruz, trayendo conductores y macheteros que desconocen las rutas de recolección. Gravísimo la violación a la ley, no tarda en llegar al Congreso de Veracruz… Tribunal federal ata de manos a Winckler, el fiscal. Resuelve que ni el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares ni el titular de la Fiscalía General, Jorge Winckler, podrán divulgar datos de la carpeta de investigación con que se vinculó a proceso a la banda de Bermúdez “N”, alias Arturo, el falso general, y los otros 30 mandos y tropa policíaca acusados de levantar “halcones”, torturarlos, asesinarlos y desaparecerlos. Decidió el Décimo Tribunal Colegiado de Circuito que atendiendo la presunción de inocencia, la información no podrá ser divulgada para no prejuiciar a quien lleve a cabo el proceso penal. Así sean unos criminales, así hayan torturado, violado mujeres, aplicado toques eléctricos a un bebé de 10 meses, desaparecido cuerpos, convertido los terrenos aledaños a la Academia de Policía El Lencero en un cementerio clandestino, habrá que reservar su identidad. Sábese quién es Bermúdez “N”, ex secretario de Seguridad Pública de Javier Duarte; González Meza, de la Fuerza Civil y de “Los Fieles”, el grupo más letal; Sánchez Tirado, que luego llegó a ser director de Reinserción Social, o sea los penales veracruzanos donde los zetas y golfos y chivas realizan jugosos negocios que van desde el tráfico de droga, secuestros y extorsiones. Así ate de manos el Poder Judicial Federal a Yunes y a Winckler, los criminales tienen rostro, tienen nombre y tienen la condena general por la desaparición forzada, por cercenarle la vida a unos, hayan sido o no “halcones”, y condenado a vivir un infierno de incertidumbre y angustia a sus familiares, que no han dejado de buscarlos, así sea hurgando en la tierra, hallando restos, sin perder la esparanza de darles un final con dignidad… Menos costoso, más viable, un proyecto de relleno sanitario resolverá la disposición de residuos en el sur de Veracruz. No es el que fraguaron Rocío Nahle y los Quintanilla, usando un terreno en litigio en el municipio de Chinameca, reclamado por ejidatarios y desdeñada por el pueblo y su autoridad la posibilidad de instalar la planta de tratamiento. Proyecto alterno, con todas las de la ley, a unos 15 kilómetros de Coatzacoalcos. Y de bajo costo… Versión de que cayó El Cubano. Se llama José Giraldo García Carmenate y su nivel en la célula zeta de Coatzacoalcos era similar al del Comandante H, alias Hernán Martínez Zavaleta. Habría caído en un punto de al Península de Yucatán y de ahí trasladado a la Ciudad de México. Según una ficha técnica de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz, El Cubano operaba en el Bar Las Tortugas, ya desaparecido. A él se refirió la revista Proceso señalando que un “extranjero” encabezaba la célula zeta del sur de Veracruz… ¿Qué validez pueden tener los actos de autoridad, la firma del abogado-fraude, que despachaba en el MP sin haber concluido sus estudios, usurpando profesión, pues debía tres materias que le impidieron titularse por la UV? Ninguna. Sus averiguaciones previas, sus determinaciones, sus consignaciones carecen de sustento, fueron una violación a la ley. Son nulas de todo derecho. Son nulas de origen porque el abogado que las suscribió no era abogado. Detectó el embuste el entonces subprocurador Ricardo Carrillo Almeida, quien lo hizo saber a Fisculín, alias Luis Ángel Bravo Contreras, y el abogado-fraude fue echado sin miramientos. Hay evidencia contundente, gráfica, que las tres materias pendientes, nunca las aprobó; sólo las maquilló. Ex alumno de la UV, se tuvo que titular en otra universidad, una universidad patito. En cuestión de horas su expediente será analizado al más alto nivel de Veracruz. Ojo, magistrado Edel…

mussioc2@nullgmail.com

mussiocardenas_arellano@nullhotmail.com

www.mussiocardenas.com