México- 2018-03-1310:23:23- Excélsior

Los comicios presidenciales de México subieron hoy el nivel de confrontación al aprobarse la celebración de los debates con los candidatos, para elevar sus posibilidades de cara a la votación del 1 de julio próximo.

 

De las acusaciones de fraude y corrupción que marcaron la etapa de las precampañas entre diciembre y febrero, los candidatos y sus equipos han escalado al reto franco y directo para tratar de mejorar sus posiciones en las encuestas de intención del voto.

 

Una resolución del máximo tribunal electoral mexicano revocó este fin de semana la prohibición de que los candidatos celebren debates, que estaban circunscritos a ser moderados por el Instituto Nacional Electoral (INE) en la campaña que empieza el 30 de marzo.

 

Al retirar el tribunal esta prohibición, los candidatos presidenciales podrán ya participar en todos los debates que quieran celebrar además de que podrán aparecer en los informativos de radio y televisión con la limitación de no llamar al voto.

 

“¡Éntrale!, le espetó José Antonio Meade, candidato del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), al izquierdista Andrés Manuel López Obrador, líder de las encuestas de intención del voto, en un mensaje en sus redes sociales.

 

El tribunal ya dio luz verde para debatir y “ya no hay pretextos”, escribió Meade en un mensaje en su cuenta de Twitter dirigido a López, candidato del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en alianza con los partidos del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES).

 

Ricardo Anaya, candidato del conservador Partido Acción Nacional (PAN), en alianza con el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano, lanzó un fuerte reto a López Obrador a debatir “si tiene el valor y los pantalones”.

 

Meade y Anaya están enfrascados en una disputa por el segundo lugar de las encuestas, que encabeza de manera amplia López Obrador, quien ha pintado su raya y ha dicho que no debatirá con sus rivales más que en los encuentros a cargo del INE.

 

“Me quieren echar montón, me quieren trampear, pero mis asesores me dicen que no caiga en ninguna provocación”, aseguró López Obrador al afirmar que estará en los tres debates que el Instituto Electoral tiene proyectados durante las campañas.

 

López Obrador dijo que si Meade y Anaya tienen interés entonces pueden debatir entre ellos.

 

“Que debata Meade con Anaya para ver todo lo que tienen pendiente, que ya dejen de estarse cuestionando, criticando, que no se amenacen, que arreglen sus cosas con urbanidad y que debatan ellos”, ha declarado el líder izquierdista.

 

El partido que postula a Meade ha acusado a Anaya de haber incurrido en fraude con la compra y venta de un predio industrial, operación que es investigada por la Procuraduría General de México (PGR, fiscalía).

 

Anaya ha arremetido contra la PGR y la ha calificado de ser una “casa de campaña alterna” del PRI y le ha pedido al presidente de México, Enrique Peña Nieto, que “saque las manos del proceso electoral”.

 

El próximo 1 de julio, unos 88 millones de mexicanos acudirán a las urnas para elegir al presidente de México para el periodo de 2018 a 2024, a 628 legisladores, gobernadores de ocho estados y al Jefe de Gobierno de Ciudad de México.

 

Además, estarán en juego otros 2.703 cargos de elección en 30 de los 32 estados del país, entre alcaldías, juntas municipales y congresos locales.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO