Después del proceso electoral en curso y de acuerdo al resultado de los comicios la elite política se verá en la necesidad de revisar el actual sistema de partidos políticos y proceder a las reformas correspondientes para eliminar aquellos que bajo ese concepto solo son tipos de franquicias familiares o de grupo para usufructuar del recurso público destinado para su “funcionamiento”. Tendrán oportunidad de recomponer la llamada “pluralidad”, un sofisma que sirve para ocultar a políticos presupuestivoros; ¿cuál de estas organizaciones pudieran caber en la categoría de franquicias?: Movimiento Ciudadano, Partido del Trabajo, Encuentro Social o Nueva Alianza? Por sus hechos los conoceréis.