Xalapa, Ver. A 2 de marzo de 2018. / Redacción Sociedad 3.0

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se mostró desafiante en el tema de la importación de aluminio y acero ya que su plan va dirigido a cobrar impuestos aduaneros de 25% para el acero, y de 10% para las importaciones de aluminio; estas desiciones han sido foco de muchas críticas ya que impactará directamente en la economías de países como: Canadá, la Unión Europea, Australia y México,etc. México representa 9% de las importaciones estadounidenses de acero.

Con su actitud arrebatada el presidente Trump aseguro que las guerras comerciales son fáciles de ganar, lo anterior mediante un mensaje en la red social de Twitter:

Cuando un país (USA) está perdiendo muchos miles de millones de dólares en el comercio con prácticamente todos los países con los que hace negocios, las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar. Ejemplo, cuando estamos abajo $100 mil millones con un determinado país y se pone lindo, no comerciar más-ganamos grande. ¡Es fácil!

Además en una reunión en la Casa Blanca con representantes de la industria siderúrgica estadounidense, Trump manifestó su decisión de imponer la próxima semana aranceles aduaneros de 25% para el acero, y de 10% para las importaciones de aluminio:

Debemos proteger a nuestro país y a nuestros trabajadores. Nuestra industria siderúrgica está en mal estado. ¡ Si no tienes acero, no tienes un país!

Recordemos que apenas hace algunos día el Secretario de Economía de México, Idelfonso Guajardo,  tuvo una reunión en Washington, DC  para conocer las acciones que el país vecino tomará sobre el impacto en la seguridad nacional de EEUU de las importaciones de acero y aluminio, a lo que el mexicano considero una reunión buena pero dijo que la industria mexicana espera se excluya a México de los gravámenes, de lo contrario podría desatarse una guerra comercial y ante esto la respuesta del mandatario estadounidense que no parece importarle.