Dialogando
Por Abel Domínguez Camacho

La semana pasada vio la luz el proyecto editorial #Verificado 2018, en su portada newsweek en español del 11 de este mes destaca: “nace verificado 2018 un proyecto colaborativo de verificación de discurso y contra las noticias falsas”; participan más de 60 medios de todo el país y plataformas-destacan algunas universidades, ¡la Universidad Veracruzana no participa!

Iniciativa a propuesta de  animal político; newsweek en español; pop up news-room y, aj, entre otros; los antecedentes se pueden identificar en procesos similares en países como EU, Francia y Reino Unido y, fundamentalmente en Verificado 19S que puso en evidencia la ausencia e ineficiencia del gobierno federal y local, ante el temblor del 19 de septiembre de 2017.

#Verificado 2018 busca enfrentar las noticias falsas y las promesas irrealizables o las críticas sin fundamento, para el inicio de la campaña, los aspirantes a cargos de elección popular deberán cambiar sus estrategias de comunicación y difusión; todos los medios buscarán “cazar” noticias falsas e informarles a sus lectores, radioescuchas y televidentes, directamente y a través de #verificado. Sobre todo las promesas irrealizables, esos protocolos falsos y engañosos.

Según informa la revista de marras, el trabajo de verificado se hará todos los días y, en los tres debates presidenciales harán un trabajo en tiempo real;durante el debate se informará a los lectores cuando un candidato use información falsa o manipulada. Cuando una nota sea difundida con el sello “#verificado2018” es porque fue revisada y analizada, el resultado cuenta con el respaldo de todos los aliados. El trabajo de #Verificado 2018 ayudará a disminuir la confusión de los electores, proporcionar claridad para emitir un voto razonado y, con ello, darle la importancia debida al sufragio.

Las noticias falsas son una plaga en el día a día pero, en procesos electorales toman dimensiones indescifrables; las redes tienen una velocidad tal que las noticias se riegan como pólvora y, literal, hacen explotar una gran cantidad de situaciones, en muchos casos, destruyendo personas físicas y morales con una simple insinuación, muchas veces sin sustento.

Es lamentable la capacidad de destrucción que tienen las noticias falsa, las insinuaciones, que aunque se aclaren, dejan cicatrices; la “máquina del fango” nos decía Umberto Eco en su último libro, Número cero.

  1. Mexicanos salgan a votar.