Mole de Gente
Virginia Durán Campollo
22 de abril de 2018

Medroso y cobarde, Hipólito Rodríguez está acotado. Lo cierne la   “mafia del poder”, del alarmante ambulantaje de la capital del estado de Veracruz. Muestra la mayoría de su equipo ineficiencia y desconocimiento, de la administración pública. No logra sacudirse el alcalde jalapeño, vicios de la corrupción priista de alcaldes pasados. Le abruma sobre manera los acuerdos amarrados, con el comercio ambulante y las jugosas ganancias que dejó el contubernio. Teme a la posición arbitraria, irreverente, cínica y prepotente de los líderes de corporativos, que se han adueñado de las calles y principales avenidas de la ciudad durante años. Lo agreden verbalmente y le exigen. Inerme ante el poderío de vándalos, que cobran derecho de piso como la delincuencia organizada. Mujeres bravas que lo increpan, conocedoras  de cómo manejar a la masa. El desconocimiento de la administración pública,  se nota. Son tiempos de campaña y prefiere esperar. Firma acuerdos absurdos y cede. Los delincuentes se alzan y con toda arbitrariedad, cometen violaciones. Ausente el gobierno estatal, el local sucumbe antes de tiempo. ***  Era  la ventana de Morena. Se vería con lupa el trabajo, de quienes en campaña prometieron y no han cumplido. La decepción está en su mismo equipo.  En los que fueron a votar y dieron el triunfo a Morena. Hipólito podrá ser un académico brillante tal vez, pero de ejercicio político, administrativo no sabe nada.   Le explotan los graves problemas como los ambientales, tema del que se ufanaron sería primordial.  Se comprometió auditar a Américo Zúñiga Martínez, alcalde considerado el más corrupto que ha pasado por ahí- junto con su cabildo y funcionarios mayores- que rebasó en fortuna extraída  a Reynaldo Escobar y Elizabeth Morales, que ya es decir mucho. Los compromisos adquiridos por la anterior administración, lo agobian al extremo. Pero lo que más le  atemoriza, no sabe cómo es enfrentar a los delincuentes del  ambulantaje, que ahoga a los capitalinos. ***  Las “estrellas” estrelladas, de la administración de Rodríguez Herrero, lo encabeza el “flamante” director de Gobernación Ulises Ponce Tenorio; América Carmona Olivares, directora de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente-¡que le compren una brújula!- y José Alberto Robledo, director de Obra Pública. No saben dónde están parados. *** Se suma Morena a los inútiles del PRD, que demuestra que el PRI serán rateros pero saben gobernar. Los perredistas en la administración Yunista, son de dar pena por sus omisiones, ineptitud e ignorancia y lo malo  es que abundan. No se puede pagar sueldos exorbitantes, a quienes no saben ni pueden realizar su trabajo comunitario. *** Incongruente hablar de combate a la corrupción e impunidad, teniendo a corruptos e impunes en el Congreso Estatal. Y los que van, andan por ahí mismo.  Vicios de todo tipo y extracciones al presupuesto de la institución son alarmantes. Hay que empezar a pedir cuentas.  Han actuado exactamente, como los congresos fidelistas-duartistas, cuestión ilegal. *** Presenta mañana la periodista Claudia Guerrero Martínez, su libro La Traición: caso Eva Cadena. Dará  inició  en  el Club de Periodistas  de México AC, y continuará  varias exposiciones, por los principales municipios del Estado de Veracruz. Tema polémico, que la  premiada periodista crítica veracruzana, pone en tela de juicio. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.